Ante la escasez de agua y el alza en el número de contagios por COVID-19, el ciclo escolar en Nuevo León se redujo, así lo determinó la Secretaria de Educación.

Por tal motivo, ya no culminarán las clases el 28 de julio como se tenía previsto, ahora será el día 15 del mismo mes.

La diputada Perla Villarreal informó que esta fue una determinación de las autoridades porque en algunos sectores simplemente no está llegando el agua.

«La Secretaria de Educación ha estado entregando tinacos en los planteles, sin embargo, esto no es suficiente, me di a la tarea de visitar los planteles y una cosa, están llevando los tinacos, pero al igual que en las colonias como los llenan.

«Así mismo otro punto importante es el incremento de los casos de Covid, ante tal situación se decidió cortar el ciclo escolar. Estaba para el último de julio, ahora será para el 15 de julio», refirió la legisladora, integrante de la Comisión de Educación del Congreso Local.

Cabe destacar que desde que inicio la pandemia el Ciclo Escolar 2021-2022, las clases han sufrido una serie de modificaciones.

Primero iniciaron de manera virtual, luego se regresó a clases con ciertas medidas y restricciones.

Sin embargo, conforme fueron pasando los días, los contagios hicieron su aparición en los menores de edad, por lo que varios planteles suspendieron actividades y regresaron a las clases virtuales.

Félix Rocha, del PAN, dijo que en las escuelas de Guadalupe han sufrido los mismos estragos, afectando «la educación de los menores que se supone son el futuro de México».

«En mi distrito (en Guadalupe) hemos visto escuelas que no tienen nada de agua, hemos estado ayudando y gestionando, o bien en su momento llevándoles pipas a planteles para que tuvieran operación unos días, hemos insistido que se estableciera un plan emergente, se está reaccionando y pedimos que verdaderamente se establezca una estrategia, a raíz de esto, Educación ha tenido que reducir horarios, creemos que no contribuye a la educación, es preocupante», afirmó.