El secretario de Movilidad y Planeación Urbana de Nuevo León, Hernán Villarreal, aseguró que no dejarán que las tarifas de los camiones se incrementen de manera “unilateral e ilegal”, por lo que anunció que el Estado lanzará una licitación abierta a todos los transportistas del país que quieran brindar el servicio en la entidad; informó MILENIO.

Con ello, y como parte de la “mano dura” de la administración estatal ante este desafío por parte de algunos empresarios, el funcionario enfatizó que esta medida es para evitar que acciones como la de este miércoles se presenten de nuevo en la entidad.

“Nos quieren sorprender con una medida unilateral e ilegal, que quede claro a toda la población que este gobierno del Estado no ha autorizado ningún incremento en las tarifas y no va a dejar que las tarifas se incrementen.

“Para evitar que este tipo de acciones se sigan dando o prevenir que se den, el Instituto de Movilidad va a lanzar una licitación abierta a todos los transportistas del país que quieran prestar el servicio de transporte en la ciudad”, destacó.

De igual forma, Hernán Villarreal afirmó que eliminarán todas las prerrogativas y ventajas que se estaban dando para apoyar a los transportistas locales para incorporarse al pago por kilómetro y permitir así la participación de más interesados a nivel nacional; señaló MILENIO.

A decir del servidor público, con este aumento de 15 pesos se viola la ley, por lo que, recalcó, ni sociedad ni gobierno pueden convertirse en rehenes de los transportistas.

“Lo que no podemos hacer como sociedad ni como gobierno es ser rehenes de un grupo de transportistas que siempre han querido hacer su santa voluntad.

“Nosotros estamos en el plan de que se respete la Ley, que se respeten los acuerdos y en ese sentido no hay ningún acuerdo, la autoridad no va a actuar de forma laxa para que se les perdone estos incidentes, lo vamos a evitar y se sancionara conforme a la ley”, precisó.

En ese sentido, al corte de las 12:30 se acumulaban 133 multas de 28 mil 866 pesos, y ocho camiones fueron retirados de la circulación por grúas y enviados a los corralones.

Imagen portada: Leonel Rocha | MILENIO