Alrededor de 50 personas se reunieron en las inmediaciones de San Antonio, Texas para realizar una vigilia por los más de 50 migrantes hallados muertos y en estado grave en el interior de un tráiler

Decenas de personas se reunieron este martes por la noche en San Antonio, Texas, para una vigilia por los 51 migrantes hallados muertos el lunes en el remolque de un camión abandonado en esa ciudad estadounidense, situada a proximidad de la frontera mexicana. 

El aguacero que cayó durante horas sobre la localidad cambió los planes iniciales, por lo cual la ceremonia tuvo lugar bajo un cobertizo en un parque, no al aire libre, y la luz de los celulares sustituyó a las velas.

Pero eso no impidió que los presentes expresaran su dolor y su rabia por la muerte de los migrantes.

En círculo, varias personas tomaron la palabra para lamentar lo ocurrido, pedir cambios a las autoridades o llamar a la oración.

«Esto duele mucho», dijo Andrea Osorio, una mexicana de 48 años.

«Yo estoy aquí (en San Antonio) hace 33 años, sin documentos, con miedo diario (…) y yo sé por qué venimos. No venimos a cometer crímenes, sólo venimos por un futuro mejor», añadió.

También asistió el alcalde de San Antonio, Ron Nirenberg, que escuchó en silencio a los demás y se marchó sin hacer declaraciones.

La mexicana Guillermina Barrón, de 38 años, escuchó en silencio las palabras de los demás. «Desgraciadamente, me identifico mucho con lo que está pasando porque soy mexicana, aunque yo emigré aquí hace 20 años», contó a la AFP con lágrimas en los ojos.

«Siento mucho dolor y mucha impotencia. Hay que cambiar muchas cosas porque son muchas las vidas que se perdieron», lamentó.

El número de migrantes mexicanos que murieron tras haber sido abandonados en un tráiler en San Antonio, Texas, se elevó a 27, informó este martes el cónsul general de México en esa ciudad, Rubén Minutti, reportó Efe.

El diplomático indicó en rueda de prensa que “27 de las personas fallecidas serían presuntamente de la nacionalidad mexicana porque se vinculaban a algún documento de identidad”.

Con estos datos, más de la mitad de los 51 migrantes que han muerto por la tragedia del lunes serían mexicanos.