En la última parte del año la AMDA prevé que la producción ya sea más constante y ya se modere el precio de los vehículos.

Ante la falta de componentes automotrices y la constante interrupción de las cadenas de suministro global, gran parte causado por la pandemia de covid-19, los precios de los autos seguirán subiendo y se estima que hacia finales de 2023 sea cuando se estabilicen, comentó Guillermo Rosales, presidente ejecutivo de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), informa Milenio.

En conferencia, el representante del sector destacó que sigue subiendo el precio de los autos en México, incluso llegó a tasas de 9 por ciento; sin embargo, detectaron que en la última quincena comenzó a desacelerar esta variación.

“Lo que vemos en las últimas quincenas en México, se desaceleró la tasa de incremento, en términos reales sigue ajuste al alza, pero esto se atenuó… hacia 2023, en la última parte del año esperamos que la producción ya sea más constante y ya se modere el precio de los vehículos”, explicó.

En ese sentido, Eric Ramírez, director general de Urban Science, comentó que la falta de suministró que limita la oferta de autos en el mundo causó que se elevara su estimado de ventas que no lograrán concretarse en el mundo.

“Hace un par de meses previmos que se dejarían de vender en el mundo 2 millones de autos, pero ahora esta cifra se incrementó a 3 millones, sólo por la falta de componentes”, comentó.

Sobre financiamiento, entre enero y mayo de 2022, alrededor de 59 por ciento de las compras de vehículos ligeros nuevos se realizaron a través de un banco o una financiera de marca, apenas un ligero avance de lo que se tenía en igual periodo del año pasado, cuando era 58.7 por ciento.