COLUMNAS MONTERREY

TRASCENDIÓ (Milenio)

Que este fin de semana se notó más de lo habitual la falta de unidades del transporte público en circulación. Aunque esta situación se ha hecho común los sábados y domingos, en este fin de semana que pasó fue más notoria la escasez de camiones, probablemente derivado de todo el escándalo por el alza de tarifas sin autorización oficial y la posterior requisa que aplicó el gobierno del estado.

En algunas rutas, al menos tuvieron la “consideración” de poner letreros con la leyenda: “A nuestros usuarios, una disculpa. Estamos imposibilitados de brindar más servicio”.

M. A. KIAVELO (El Norte)

1.- ENTRE que Jaime Rodríguez dejó el sistema de transporte metropolitano colapsado y esta Administración hasta ahora no ha podido echar a andar una solución efectiva al problema, las rutas urbanas parecen estar destinadas a una crisis tras otra…

2.- PESE a que en el pasado sexenio en varias ocasiones el Dronco Gobierno y los transportistas dieron señales de estarse acercando a un acuerdo ante la eterna bronca tarifaria, siempre surgió una excusa o un «timing» -usualmente político o electorero- que reventó cualquier avance…

1.- ‘ORA que también hay que decir que el Gobierno de Samuel García tampoco ha hecho mucho para tender buenos puentes de comunicación con los transportistas para buscar una solución de fondo…

2.- Y PARA acabarla de amolar, su famoso plan de convertir al Estado en empresario transportista con la llegada de 800 camiones de gas para integrarse a las rutas urbanas, nomás no acaba de cuajar…

PROTÁGORAS (El Horizonte)

De todas las batallas que ha enfrentado el gobierno de Samuel García en últimas fechas –que no han sido pocas–, quizá la mejor resuelta, al menos hasta hoy, haya sido esta: la del agarrón contra las rutas de camiones «gandallas»…

Se habrá usted enterado seguramente, estimado lector, que ante el abusivo «tarifazo» que se autorecetaron sin permiso numerosas rutas en Nuevo León, el gobierno estatal, y específicamente la secretaría de Movilidad, respondieron aplicando una «requisa» contra la Ruta 400 –o sea, tomaron el control de su «caja», pues la ley los faculta al tratarse de concesiones–, ruta de la que es dueño Abelardo Martínez, el empresario transportista que, se dice, alborotó la gallera y fraguó el plan de «agandalle»…

¡Y bueno!… Casi como por arte de magia, al día siguiente las rutas echaron «pa´ trás los fielders» y volvieron, mansitas, al cobro de $12 pesos, al ver que el estado sí iba en serio…

Ahora: ¿por qué fue la estrategia clave aplicar una requisa, en vez de cancelar concesiones?… Ahí le va, estimado lector… Voces le dicen a Protágoras que lo que querían algunos empresarios camioneros eran justo eso: crear caos y que el gobierno de Samuel les quitara las concesiones, para lo cual tendría que indemnizarlas –a buen co$$$to–, y para colmo quedarse con la papa caliente de sanearlas y sacarlas adelante… O sea, los empresarios ya querían «venderle a fuerzas» al Estado…

Pero los señores del gobierno salieron más «vivillos desde chiquillos», y en vez de caer en ese juego, aplicaron la requisa, donde gobierno se apropia de los cobros de la ruta sin indemnizarla, al menos por 90 días; y si al final tuviera que pagarles, ya lo haría a mucho más bajo costo… ¡Sopas!

Y claro, ahora sí los muy envalentonados dueños de camiones doblaron las manitas y empezaron a pedir «negociación»… ¿No que nooo?… Ah, y –bien hecho– el equipo de Hernán Villarreal se mantuvo FIRME y dijo que NO se van a negociar las tarifas, y, en cambio, con buena mano izquierda ofrecieron subsidios a quienes cumplan con buen servicio… ¡Pácatelas!… ¡Pues, bravoooo!

CERRO DE LA GRILLA (Red Crucero)

AQUÍ LES VA UNA BOMBA… UNOS DÍAS ANTES DE QUE Clara Luz Flores Carrales fuese nombrada como titular del Secretariado de Seguridad Pública a nivel nacional, la ex candidata a gobernadora y su esposo Abel Guerra fumaron ¡por fin! la pipa de la paz con Don Francesco Chentofogo, alias Paco Cienfuegos y Adrián de la Garza.

Aquello movió bastante el espectro político local, pero sobre todo, comienza otra etapa en la que tomar por asalto Escobedo no está en la mira de los hombres fuertes del PRI.

Recuerden, por si acaso lo olvidaron, que Abel Guerra aún milita en el tricolor.

Y PRECISAMENTE, UNO DE LOS GRANDES OPERADORES DE Clara Luz en la ciudad de México, apareció hace unos días en el despacho de Adán Augusto López, La corcholata premiada en los envases de la 4T.

Honolable Señol Takechi, alias Héctor Gutiérrez de la Garza estuvo en Bucareli, y claro que saltaron las versiones de alguna invitación al gabinete o cosa parecida.

Lo cierto es que Gutiérrez se dedicó en cuerpo, alma y talentos, a llevar los temas de Clara Luz allá en la capital, en todo cuanto tuviese que ver con el Gobierno Federal, así que no sería una sorpresa que se integrase al equipo de la ex candidata de MORENA a la gubernatura de Nuevo León.

EN VOZ BAJA (El Porvenir)

Luego del tarifazo, por lo visto los empresarios transportistas de plano se cerraron las puertas.

Tan es así, que ahora el gobierno estatal descarta cualquier negociación para aumentar tarifas.

Por lo que ahora, el Estado deberá estar muy vigilante y evitar cualquier chantaje al usuario.

Y, que como lo han venido haciendo de manera gradual desde hace años, reduciendo el servicio.

Motivo por el cuál, los pasajeros son quienes sufren las de Caín, con muy mal servicio camionero.

Así que sobre aviso no hay engaño, sobre todo ahora que urge un servicio frecuente y de calidad.

LOS INFILTRADOS (ABC)

La Secretaría de Movilidad, que encabeza Hernán Villarreal, esta buscando mediar con los empresarios para no tener que hacerse cargo de más rutas, pues de ser así tendrían que destinar parte de los 800 nuevos camiones que están proyectados sólo para la reestructuración del sistema de transporte.

Eso sí, por si las dudas, andan también apurando a la empresa Ticsa para que les entregue las unidades lo antes posible. La compañía tiene hasta octubre para hacer llegar los 800 camiones y hasta ahora sólo ha cumplido con 30.

Dicen Los Infiltrados que uno de los dueños de Ticsa es Julio César Loyola Castillo, quien fue funcionario del Gobierno del ex mandatario priista Natividad González Parás, y es hermano de Rosy Loyola, quien fue directora de Conarte.