Sin previo aviso, un grupo de 405 oficiales de la Policía de Monterrey fue sometido a las pruebas antidoping como lo establece el Reglamento del Servicio Profesional de Carrera Policial; informó MILENIO.

Según un comunicado oficial, esta semana se aplicaron los exámenes al personal operativo durante el cambio de turno laboral en las instalaciones de la Secretaría de Seguridad y Protección a la Ciudadanía, ubicadas en el Parque Alamey.

Cada uno de los uniformados municipales pasaron a la sala en donde el laboratorio clínico se instaló para la toma de muestras.

Con dicha prueba toxicológica se da cumplimiento al artículo 21, Fracción 48 del Reglamento del Servicio Profesional de Carrera Policial del Municipio,

«El reglamento señala como obligación: Someterse a las evaluaciones periódicas consistentes en exámenes de carácter socio económico, psicométricos, psicológicos, psiquiátricos, toxicológicos, médicos, físicos y la aplicación de pruebas del polígrafo”, señala.

Estos exámenes sorpresa son filtros que pone la autoridad para detectar si los elementos son usuarios de sustancias ilegales, lo cual impediría que sigan en funciones.

Imagen portada: MILENIO