El Fiscal Anticorrupción, Javier Garza y Garza, señaló que la defensa del ex director de Desarrollo Sustentable se reportó con coronavirus.

La audiencia del ex director de Desarrollo Sustentable, Roberto Russildi, por presuntas irregularidades en el caso Ecovía se aplazó hasta el día 12 de julio a las 9:00 horas; publicó MILENIO.

Esta tarde se reanudó la audiencia del ex director de la Agencia Estatal del Transporte, Jorge Longoria y el ex director de Metrorrey, Manuel González Fernández por presuntas irregularidades en el caso de la Ecovía.

En la misma, estaba citado el ex secretario de Desarrollo Sustentable, Roberto Russildi, pero su abogado se reportó con coronavirus, por lo que el ex funcionario pidió ausentarse.

En esta audiencia se busca que sean imputados los ex servidores públicos, ya que, de acuerdo a las pruebas presentadas por empresarios transportistas, la requisa de la Ecovía, llevada a cabo en 2016, se extendió de forma ilegal.

Aunque la audiencia estaba programada para dar inicio a las 10 de la mañana, fue hasta esta tarde que se reanudó.

Cabe recordar que, por este mismo caso, el ex gobernador Jaime Rodríguez Calderón fue vinculado a proceso.

En entrevista con el arquitecto Benavides en Telediario Nocturno, el fiscal General Javier Garza Garza, explicó que los imputados pidieron aplazar la resolución.

En el caso de Roberto Russildi, se le pedirá que su abogado demuestre el contagio de coronavirus, o en cambio, le pedirán que cuente con una nueva defensa.

Sobre el ex director de la Agencia Estatal del Transporte, Jorge Longoria y el ex director de Metrorrey, Manuel González, comentó que la audiencia continúa.

“El día de ahora teníamos o tuvimos programada una audiencia para tres personas adicionales, de una de las que ya habíamos imputado hace aproximadamente 3 meses (Jaime Rodríguez), se celebró la audiencia a las 9:30 de la mañana y sucede que uno de los abogados del ex secretario de Movilidad aparece con un reporte de que tenía covid y que no podía asistir a la audiencia, y después otro de los abogados, otro de los inculpados, Manuel ‘N’, él mencionaba que no tenía un abogado particular para el efecto de poder celebrarse la audiencia.

“Y por último, el otro señor Jorge ‘N’ señalaba que había unas pruebas que estaban pendientes por desahogarse dentro del procedimiento”.

Comparecencia de ‘El Bronco’

El fiscal Javier Garza y Garza indicó que la comparecencia del ex gobernador Jaime Rodríguez Calderón sigue en pie.

Sobre el procedimiento, explicó que se trata de una audiencia intermedia, la cual está programada para el 4 de agosto.

“Eso no se mueve, eso sigue ese procedimiento en las en las formas, es una audiencia intermedia precisamente donde se van a ver los procedimientos a seguir y se va a establecer ya las pruebas de cada una de las partes que tenemos para que sean analizadas y valoradas, esa sigue su curso, esto no está suspendido, posiblemente como hay recursos, hay juicios de amparo, lo más seguro es que se celebra la audiencia y el inculpado pudiera pedir que no se resuelva hasta que no se resuelvan los amparos, pero sigue sus trámites legales y sigue corriendo el asunto”.

“Si hubiera alguna negligencia de particular se pudiera ampliar hacia el particular”

Sobre el reclamo de los 900 millones de pesos que maneja la empresa, el fiscal mencionó que se deberá justificar el monto.

“En la audiencia que tuvimos aproximadamente 3 meses, ellos reclamaban que el daño sufrido a la empresa era aproximadamente 900 millones de pesos, es lo que se manejan pero pues tendremos que llegar a las pruebas para poder justificar el monto”.

Y en cuanto en quién pudiera caer la responsabilidad, De la Garza mencionó que en funcionarios estatales y si hubiera negligencia de alguien en particular le corresponde definir a de la empresa afectada.

“El procedimiento pues básicamente es una actuar de funcionarios dentro del ámbito de la esfera estatal, la responsabilidad pudiera hasta ahorita detectarse por parte del Estado, pero sin embargo si hubiera alguna negligencia de particular se pudiera ampliar hacia el particular, pero eso ya le correspondería directamente a la empresa afectada”.

Imagen portada: Roberto Alanís | MILENIO