Elementos de la Guardia Nacional detectaron una toma clandestina en el municipio de Cadereyta, Nuevo León, cuando realizaban un patrullaje de vigilancia; informó MILENIO.

El hallazgo fue en el Oleoducto Madero-Cadereyta, sitio donde fue localizada la toma clandestina para la sustracción ilegal de hidrocarburo.

Los hechos fueron reportados a personal de Petróleos Mexicanos (Pemex), quienes realizaron la inhabilitación de la toma.

En tanto, integrantes de la Guardia Nacional implementaron acciones de seguridad perimetral y de resguardo, mientras se dio parte a la Fiscalía General de la República para la investigación correspondiente.

Imagen portada: MILENIO