A través de un comunicado, la Fiscalía de Estados Unidos anunció que imputó formalmente y por separado a las cuatro personas que están detenidas y vinculadas con la muerte de 53 migrantes que viajaban ilegalmente dentro de la caja de un tráiler en San Antonio, Texas, además de las 11 personas que resultaron heridas; publicó MILENIO.

Los dos ciudadanos estadunidenses, Homero Zamorano Jr. quien conducía el tráiler, y Christian Martínez, quien se presume colaboró en el esquema de tráfico de migrantes, fueron imputados con cuatro 4 cargos relacionados con tráfico de migrantes resultante en muertes y tráfico de migrantes resultante en heridas.

Zamorano intentó esconderse cuando las autoridades llegaron al lugar de los hechos y después se hizo pasar por un migrante, sin embargo, poco después se pudo comprobar que él iba al volante de la unidad gracias a las cámaras de vigilancia del punto de revisión de El Encinal, de la Patrulla Fronteriza.

Por otro lado, tras revisar celular de Homero Zamorano, se descubrieron mensajes con Christian Martínez donde hablaban de los hechos suscitados en San Antonio. El fiscal general de Estados Unidos, Merrick Garland aún analiza si solicitará la pena de muerte para ambos, aunque también podrían enfrentar prisión de por vida de ser encontrados culpables; señaló MILENIO.

Los dos mexicanos imputados, Juan Claudio D’Luna-Méndez y Juan Francisco D Luna-Bilbao, enfrentan una acusación cada uno por posesión ilegal de armas, por lo que en caso de ser encontrados culpables, enfrentarían hasta 10 años de prisión.

Están vinculados directamente con la operación del tráiler en el que viajaban los migrantes que murieron pues el número de registro del tráiler donde se transportaba a los migrantes, estaba registrado con un domicilio en San Antonio, donde pudieron identificar a Juan Claudio D´Luna-Mendez, de 23 años, y a Juan Francisco D´Luna-Bilbao, de 48 años, ambos ciudadanos mexicanos y quienes estaban en Estados Unidos sin documentos legales de estadía.

Tras catear el domicilio encontraron varias pistolas y armas largas, por lo que fueron acusados por esos delitos. Aunque se trata de casos vinculados a un mismo delito, las 4 personas están acusadas en casos criminales por separado en la Corte de Distrito Oeste de Texas.