El gobernador de Nuevo León, Samuel García Sepúlveda, informó este domingo que supervisó los trabajos de inspección y limpieza que se realizan en los ríos El Camacho y El Pablillo, los cuales desembocan en la presa Cerro Prieto; señala MILENIO.

En un comunicado, el mandatario estatal señaló que estas acciones beneficiarán a la presa Cerro Prieto cuando se registren precipitaciones en el estado.

«Este día hemos venido a supervisar varias obras, hemos estado limpiando varios ríos, El Camacho y El Pablillo, que son los ríos que vienen desde la sierra y alimentan esta presa.

«Esos dos ríos estaban invadidos de pozos ilegales, invadidos de ranchos, de plagas y obviamente pues muy manipulados. Lo que estamos hoy logrando es que al dejarlos ya limpios y listos, vamos a dejarlos preparados para cuando llegue lluvia, junio y julio fueron muy malos meses», indicó.

El Ejecutivo subrayó que para los meses de agosto y septiembre, se pronostican lluvias que favorecerán a las presas de Nuevo León.

«Para que se den una idea, en julio no llovió ni el 10 por ciento de lo pronosticado, pues no hay otra manera de llenar presas que con la lluvia, pero agosto pinta mejor; agosto pinta que va a estar a un 80 por ciento del promedio, es un mes comúnmente de agua, un 80 por ciento de esa agua nos tiene que ayudar.

«Septiembre pinta todavía mejor, septiembre pinta que va a estar el promedio o un 5, 10 por ciento adicional, entonces estamos ahorita en la crisis, en el peor momento dejando todo listo para cuando llegue la lluvia ya no se vaya a ranchos ilegales, a presas ilegales o se estanque por maleza, o por plaga; se va a ir directo a la presa», apuntó.

El gobernador de Nuevo León insistió que actualmente no se puede extraer agua de la presa Cerro Prieto, esto para proteger la fauna de la zona.