La escasez de agua es coyuntural, no es una crisis permanente, consideró Guillermo Dillon, director de la Cámara de la Industria de Transformación (Caintra) de Nuevo León, luego de asistir a un evento de repartición de agua por parte de Heineken; informó MILENIO.

Y aun cuando el empresario descartó que la crisis del agua afectó los procesos productivos de las empresas, o bien, que haya sido motivo por el cual se cancelaran inversiones, el directivo reconoció que la afectación mayor en la sequía que tiene Nuevo León ha estado en las Pequeñas y Medianas Empresas (pymes) del estado.

“No tenemos un dato o una medición que reflejen las afectaciones (dimensiones económicas), no lo tenemos. No ha habido paros técnicos por este motivo. Pero las pymes sí han resentido y tenido que invertir en cisternas o tinacos para continuar con sus labores.

“Nosotros vemos que es una crisis coyuntural, no permanente, estamos esperanzados que las precipitaciones vuelvan en septiembre y se empiece a estabilizar la problemática.

“Posiblemente empresas intensivas en uso de agua en la antesala de una decisión de inversión, pudieran con mucha cautela en este momento invertir en la región y sería muy entendible”, subrayó el directivo de la Cámara de la Industria de Transformación en el estado.

Guillermo Dillon hizo referencia al contexto histórico donde la región ha tenido agua por 24 horas, los siete días de la semana en los últimos 20 años o más, y se está buscando que eso regrese en un futuro mediano, a que vuelva a ser lo normal de la vida de los habitantes de Nuevo León.

El empresario también instó a la población a revisar los hábitos de consumo que tiene actualmente, además de invitarlos a invertir en infraestructura hídrica y ser muy responsables en el uso del agua.

Comentó el director de Caintra que en la iniciativa que impulsan, llamada Sumemos un Chorro, se especifican las acciones que las industrias han tomado, no solo hacia la comunidad más vulnerable en el estado, sino hacia el interior de sus empresas, en un mayor uso de agua tratada, en una eficiencia en el uso del agua, entre otras cuestiones para ayudar a cuidar el líquido que actualmente escasea en Nuevo León; señala MILENIO.

Guillermo Dillon también descartó que haya escasez o problemas para suministrar tubos de acero para la construcción del acueducto El Cuchillo II, la cual el gobernador de Nuevo León comentó que la inversión será 50 por ciento el gobierno federal, 30 por ciento el estado y el 20 por ciento restante lo absorberá Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey (SADM).

“Hoy en la mañana las empresas socias de Caintra del ramo acerero nos aseguraron que tienen la capacidad de producción suficiente para satisfacer las necesidades de tubería para El Cuchillo II en tiempo y en forma”, aseguró.

El directivo afirmó que las empresas afiliadas a la cámara han mostrado su disponibilidad para colaborar con los gobiernos federal y estatal para encontrar soluciones a la crisis del agua.

“Hay decenas de empresas que tienen concesiones de pozos que se han acercado con la autoridad para hablar de su situación, características y flujo de agua con que cuentan, esto ha sucedido en los últimos meses y se va a estar materializando en los siguientes semanas y meses”, indicó.

Imagen portada: Leonel Rocha | MILENIO