Mario Escobar mencionó que dio un plazo de 15 días, y además solicitó otro cateo al Motel Nueva Castilla.

El caso de Debanhi Escobar sigue sin una línea firme de investigación y sin un sospechoso, a pesar de que se han verificado más de 500 indicios de los 600 recabados, por lo que Mario Escobar, padre de la joven, dio un ultimátum a las autoridades estatales para mostrar algún avance; publica MILENIO.

Por su parte, la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León pidió a la familia y a la autoridad federal aporte sus conjeturas.

Este miércoles, Mario Escobar tuvo una reunión en las instalaciones de la Fiscalía, y al salir dijo que les dio un plazo de 15 días para determinar algo firme.

Incluso consideró que se debe hacer otro cateo total en el Motel Nueva Castilla, donde la familia supone que Debanhi estuvo privada de su libertad durante varios días.

Por su parte, el vicefiscal Luis Enrique Orozco mencionó que esperan las pruebas de la última autopsia.

Y agregó que se han incorporado algunas declaraciones de testigos, y hay dictámenes periciales en proceso.

“Hay avances”, dijo el funcionario.

Y aunque admitió que no se descarta ninguna línea de investigación, no hay sospechosos, por lo que pidió la colaboración en ese sentido de la asesoría jurídica de la familia y de la autoridad federal.

El pasado viernes se integró un enlace del gobierno federal para trabajar junto con la Fiscalía y la familia, con lo que se espera se avance más en la investigación.

Imagen portada: Leonel Rocha | MILENIO