El Presidente comentó que la afrenta puede afectar el suministro de alimentos, porque se detiene el comercio y la creación de empleos.

Ante las tensiones entre China y Taiwán por la visita de Nancy Pelosi a este último país, el presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que el conflicto en Asia sí afecta a México, especialmente en el área económica, por lo que reiteró su llamado a evitar la confrontación; reportó MILENIO.

En la conferencia mañanera de Palacio Nacional, el mandatario señaló que la disputa entre China y Estados Unidos tiene un efecto similar al conflicto entre Rusia y Ucrania, a quienes llamó a suscribir un acuerdo de tregua durante cinco años, permitiendo a los países del mundo salir de la crisis económica que dejó la pandemia de covid-19.

“Sí nos afecta, como afecta la guerra de Rusia y Ucrania, a todos, por eso hay que parar la guerra mediante un acuerdo de pacificación de Rusia y Ucrania y, al mismo tiempo, llegar a un acuerdo entre las naciones”, indicó.

Además, López Obrador apuntó que estas afrentas afectan el suministro de alimentos, porque se detiene el comercio, la creación de empleos y “se empobrece más al pueblo”. En este sentido, urgió a la Organización de las Naciones Unidas a atender el asunto, “porque es el organismo encargado responsable de conseguir la paz y armonizar a todos”.

El jefe del Ejecutivo federal consideró que las personas más aptas para moderar el asunto son el secretario general de la ONU, António Guterres; el primer ministro de la India, Narendra Modi, pues “lleva buenas relaciones con China, Rusia y Estados Unidos”; y el papa Francisco.

“Lo primero es resolver lo de Rusia y Ucrania, de inmediato y, como en toda negociación, aportar que las partes cedan y que se pare esa guerra, y de inmediato empezar a preparar las condiciones para la tregua y relajar el ambiente en el mundo. Y lo tercero es que todos los gobierno se dediquen por entero a atender las necesidades de sus pueblos”, explicó.

Imagen portada: Cuartoscuro