El momento para convertirse en leyenda está por llegar. Serena Williams, oriunda de Saginaw, Michigan, anunció su retiro del tenis.

Mediante una carta publicada en la revista Vogue, la ganadora de 23 títulos de Grand Slam, confirmó que el adiós llegaría tras su participación en el US Open (29 de agosto – 11 de septiembre).

Williams lanzó un poderoso mensaje sobre la maternidad y la influencia en las atletas; asegura que un hombre tiene más facilidades para seguir compitiendo en ese sentido.

«Nunca quise tener que elegir entre el tenis y una familia, no creo que sea justo. Si fuera un hombre, no estaría escribiendo esto porque estaría jugando y ganando mientras mi esposa hace el trabajo físico de expandir nuestra familia. Tal vez sería más como Tom Brady si tuviera esa oportunidad. No me malinterpreten: amo ser mujer, y amé cada segundo de estar embarazada de Olympia», inicia en su carta.

La tenista, que compite estos días en el Masters de Canadá, explicó que no le gusta utilizar la palabra retirada y que ha pensado en esta «transición» que prefiere describir como «evolución».

«Nunca me ha gustado la palabra jubilación. No me parece una palabra moderna. He estado pensando en esto como una transición, pero quiero ser sensible en cómo utilizo esa palabra, una palabra que significa algo muy específico e importante para una comunidad de personas. Quizás la mejor palabra para describir lo que estoy haciendo es evolución», agregó la estadounidense de 41 años.

«Estoy aquí para decirles que me estoy alejando del tenis, hacia otras cosas que son importantes para mí. Hace unos años comencé discretamente Serena Ventures, una firma de capital de riesgo. Poco después de eso, formé una familia. Quiero hacer crecer esa familia», continúa.