Por Obed Campos

Mientras que British American Tobacco (BAT), a la cual los regios conocemos como Cigarrera La Moderna, presume en todo el mundo que es una empresa socialmente responsable, con todos los moños que eso signifique, los vecinos de sus instalaciones en la colonia Lomas, Mitras, Chepevera y otras de ese sector en Monterrey, tienen otros datos.

Fue en el año de 1997, en que la británica BAT adquirió La Moderna, y desde entonces los vecinos, tanto individuos, familias, como negocios, han tenido que sufrir los malos olores, contaminación, basura, ruidos y todos los etcéteras contaminantes. Pero los vecinos fueron empáticos con la empresa y con la supuesta y cuestionable “aportación” de BAT a la salud de los regiomontanos.

Así, 25 años después de que BAT llegó con sus “mejores prácticas” y “responsabilidad social” y costumbres “europeas” a la zona del poniente de Monterrey, la empresa cigarrera busca que los vecinos no concilien el sueño, al realizar ruidosas obras eléctricas en vialidades públicas durante altas horas de la noche y la madrugada.

Me dicen los vecinos que Tecma, compañía regia subcontratada por BAT, les argumenta ante sus quejas, que es muy fácil obtener permisos del municipio de Monterrey, encabezado por el supuestamente incorruptible alcalde Luis Donaldo Colosio, para realizar obras a cualquier hora… Y que si no creen, que les pregunten a los vecinos de la zona de La Purísima.

Sería interesante saber a qué se refieren con eso de las “facilidades” y qué tipo de permisos les dieron las autoridades regias.

Los quejosos me comentan que el colmo del escándalo sucedió la noche del miércoles 10 de agosto, cuando a las 10 de la noche, una cuadrilla de esa empresa empezó a laborar con una ruidosa planta de luz y escandalosa maquinaria para destruir calles.

El ruido no dejó dormir a los vecinos, en su mayoría adultos mayores, hasta las 4 de la madrugada, cuando por fin la apagaron.

Para acabarla, en el famoso número telefónico para denunciar vecinos ruidosos que instaló el municipio de Monterrey nunca contestaron…

Ah, pero eso sí, por su lado, Luis Donaldo Colosio presume los grandes atractivos de Monterrey ante la Asociación de Ciudades Capitales, donde se supone que fortalecen el buen gobierno municipal… ¿Se creerá el joven alcalde tal mentira?

Y ante la inacción de la autoridad municipal los quejosos preguntan: “¿Colosio, cuál es el negocio…?”

Lo cierto es que muchos vecinos de esa empresa de BAT en Monterrey ya están hartos de la falta de sensibilidad de la cigarrera, y de la sordera del alcalde, que son muy buenos para culpar a otros de sus actividades, como a la CFE.

Y hasta eso, los vecinos explícitamente indicaron que lo mejor es realizar las obra de día, pero su voz llegó a oídos sordos.

La pregunta, de los que saben cual es el tejemaneje de las altas empresas de “clase mundial” es qué pensaría de todo esto Luciano Comin, responsable de BAT en el Continente Americano, y quien fuera director de BAT México hasta hace no pocos años.

O a la que se le podría preguntar también su opinión es a la ejecutiva Shirley Camacho Almaguer, sí, la hija de Yeidckol Polevnsky, alias Citlalli Ibáñez Camacho, la poderosa mujer del Partido Morena. Shirley se presenta como gerente de comunicación externa de la British American Tobacco, al menos en las instituciones del poder nacional, como el Senado o la Cámara de Diputados.

@obedc
obed@scriptamty.com