El secretario de Seguridad de Nuevo León, Gerardo Palacios Pámanes, advirtió a diputados locales de un incremento sin precedentes de internos en los penales del estado, por lo que se enfrentan a situaciones de sobrepoblación.

El funcionario estatal señaló que están a punto de llegar a la cifra histórica de los 10 mil internos, algo preocupante.

Por tal motivo dijo que era urgente que los legisladores realizaran mesas de trabajo con académicos, expertos y diputados, a fin de que en las cárceles estén únicamente los delincuentes que hayan hecho «mucho daño a la sociedad».

El responsable de la seguridad en Nuevo León, dijo que actualmente tienen 9 mil 750 reos en los tres penales, y que en los últimos 10 meses han ingresado a cerca de mil personas.

«Cuando empezó esta administración contábamos con 8 mil 750 privados de la libertad en el Sistema Penitenciario del Estado. Hoy tenemos 9 mil 750, mil más en 10 meses. Con este ritmo por primera vez en la historia de Nuevo León superaremos los 10 mil», dijo.

«Hay que hacer mesas de trabajo, hay que invitar a la academia, al sector civil organizado y pienso que sería bien importante hacerlo con las universidades, cada estado puede establecer sus criterios de política criminal y de eso se trata.

«Tenemos que ser más estratégicos para dejar los espacios para los delincuentes de delitos graves y crimen organizado. Para evitar la reincidencia y la puerta giratoria, primero era fortalecer la seguridad», señaló.

Mencionó que la sobrepoblación es de cerca de 400 reos, pero esto es una situación aparte del hacinamiento que tienen desde varios años atrás, que se acentuó con el cierre del penal del Topo Chico.

El jefe policiaco aseveró que este incremento de reos también pudiera afectar las finanzas del Estado.

«Para poner el tema en perspectiva les quiero decir que el último día que laboré en el Sistema Penitenciario fue el 21 de noviembre del 2007 y teníamos 5 mil 300 presos, del 2007 a la fecha estaríamos ya prácticamente duplicando la población penitenciaria», comentó.

«Eso el incremento de reos no es sostenible ni desde un punto vista de ciudadanía ni desde un punto financiero, va a llegar un momento en el que necesitemos invertir mil millones de pesos en el estado penitenciario por lo tanto dejar de invertir en otras cosas», indicó.

«No podemos modificar el Código Nacional de Procedimientos Penales, pero si el Código Penal del estado, ¿para qué?, para dejar las prisiones de Nuevo León destinadas a la reclusión de personas que realmente le hacen mucho daño a la sociedad, y por gente que está por delitos menores buscar otras alternativas», dijo.

En entrevista, el secretario de Seguridad atribuyó el incremento de reos a la productividad de policías municipales y de Fuerza Civil en la detención de personas.

Fortalece Samuel a Fuerza Civil

Con una nueva entrega de unidades, el gobernador Samuel García Sepúlveda renovó la totalidad de la flotilla de Fuerza Civil.

En la Explanada de los Héroes, el mandatario estatal, acompañado de Gerardo Saúl Palacios Pámanes, secretario de Seguridad Pública, dio el banderazo de salida de 44 patrullas pick up y cuatro Black Mambas.

Resaltó que si bien el tema de agua absorbió la agenda, no sé descuidó el asunto de seguridad al que se destinó una inversión histórica de 2 mil 500 millones de pesos.

A 10 meses de gobierno, refirió, suman ya 450 patrullas y 18 unidades denominadas monstro.

«Cuando llegamos tenían solo 200 patrullas, a diez meses de gobierno se renovó completamente la flotilla», expuso.

«Llegaron a 450 de 500 unidades pick up que requieren, y 18 Black Mambas para los enfrentamientos.

«Nos estamos armando hasta las cachas», puntualizó.

Su utilización, dijo, evitó ayer una emboscada de elementos en el municipio de Doctor Coss.

Se prevé adquirir al menos dos más, además de helicópteros y drones de corto y largo alcance.

«Drones de poco alcance para la ciudad, y se ocupan de largo alcance para el norte, citrícola, sur», indicó.

«Los helicópteros y drones son claves. Porque los malandros se meten a ranchos, que son propiedad privada y sin un cateo no puedes entrar (a la finca), y para un cateo ocupas pruebas», manifestó.

Respecto a los efectivos, aseguró que todos cuentan ya con su certificación vigente y mejores salarios.

Además de tener acceso a armamento de mayor calibre, en el caso de los que están expuestos a enfrentamientos con el crimen en la frontera con Tamaulipas.

Respecto a los cuarteles abandonados, García Sepúlveda señala que algunos no se pueden recuperar porque estuvieron mal realizados, pero ya se construye 16 más en las nuevas carreteras que conectarán a Nuevo León.