Aunque se tenía contemplado que el Acueducto Cuchillo II sustituyera al primero, este último será reparado una vez que concluyan los trabajos de construcción.

Juan Ignacio Barragán, director de Servicios de Agua y Drenaje, indicó que el recorte financiero en el proyecto se debe a un ajuste estructural y económico acordado entre el Estado y la Federación, donde el ducto ya no será de 10 mil litros por segundo, sino de 5 mil.

La obra que en un inicio estaba proyectada en 15 mil 700 millones de pesos, bajó a 10 mil 400 millones; 55 por ciento aportados por gobierno federal y el 45 restante por la administración estatal.

«El Cuchillo I es un acueducto que no se va a perder, sino que necesita una reparación mayor y para poderlo hacer necesitamos secarlo», expuso.

«Nos dimos cuenta que el acueducto El Cuchillo I se encontraba en muy malas condiciones y que requería una acción inmediata, para evitar que esto se vuelva a presentar, una fuga como la que tuvimos de 700 litros por segundo como la que tuvimos en esa fecha del 19 de junio», dijo.

«El acueducto mide vamos a decir 100 kilómetros, la parte más afectada son los primeros 22», explicó.

Si bien se buscaba que el Cuchillo I quedara como reserva, seguirá operando por mucho tiempo más.

El directivo señaló que necesitan que esté completamente seco para realizar las reparaciones correspondientes.

En tanto, el Cuchillo II lo relevará, sumando 10 mil litros por segundo cuando vuelva a entrar en funciones.

«Entonces el primer paso va a ser concluir el Cuchillo II, utilizarlo, secar el Cuchillo I para hacer la reparación y en ese momento vamos a tener la capacidad completa de la presa El Cuchillo».