La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) reveló que durante la semana pasada en las verificaciones que realiza se detectaron diversas gasolineras con irregularidades y otras que no permitieron la colocación de sellos de inmovilización, por lo que se presume ocultaban algún ilícito hacia los consumidores; reportó MILENIO.

En la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, el titular de la Profeco, Ricardo Sheffield Padilla, manifestó que el organismo federal atendió 530 denuncias que recibió a través de la app de Litro X Litro, por medio de 388 visitas.

“Dos gasolineras una en Culiacán, Sinaloa (Gasolinera Bravo de Culiacán), y en Tijuana, Baja California (El Servicio Epigas), no se dejaron colocar los sellos a pesar de tener irregularidades; y no se dejaron verificar y lo haremos en un operativo en Puebla, Silao, Tampico y Acatlán, Puebla. Hicimos un operativo a cinco gasolineras con más quejas en Ciudad de México, y encontramos en cuatro de cinco irregularidades y las cuatro fueron cerradas, la otra solo era carera”, aseguró.

Indicó que en la app de Litro X Litro, -que no toma en cuenta el margen de las gasolineras– las más caras en la gasolina regular son la marca Pemex a 24.10 pesos, en Jilotitlán, Jalisco, y 23.99 pesos de BP, en Zapopán, Jalisco; señaló MILENIO.

En la gasolina Premium, las más caras son Shell a 26.89 pesos en Naucalpan, Estado de México, y 26.70 de Pemex, en Nuevo Casas Grandes, Chihuahua.

El representante de la Profeco expuso que el precio promedio del diésel en todo el país durante la semana pasada fue de 23.49 pesos; mientras que 24.04 pesos para la gasolina Premium, y 21.91 pesos la gasolina regular.

Refirió que en los indicadores de ganancia más altos en el país son las marcas, Shell, Chevron y Arco, que también vendieron más caro el combustible; mientras que se mantienen en los indicadores de ganancias más bajos, Hidrosina, G500 y Orsan.