El gobierno de Nuevo León ya impuso sanciones hacia la empresa encargada de la llegada de los 800 camiones de transporte público.

El gobernador de Nuevo León, Samuel García Sepúlveda, habló este lunes sobre el retraso de la llegada de los camiones procedentes de China a Nuevo León, y afirmó que esto, se debe a una cuestión de chips y a que están siendo acondicionados para personas con discapacidad; reportó MILENIO.

Durante su participación en la toma de protesta del nuevo Consejo de Personas con Discapacidad de Nuevo León, el mandatario estatal dijo que los camiones que se unirán al stock de unidades de transporte urbano los están adecuando con rampas.

«Estos camiones que están llegando retrasados, por un tema de chips, también se retrasan porque les estamos aplicando toda la tecnología y que sean a nivel y que tengan rampa.

«Hubiéramos comprado los obsoletos tradicionales, ya hubieran llegado, pero luego ¿los derechos?», dijo.

Sin ahondar más en el tema, García Sepúlveda se refirió así a la escasez de chips semiconductores que ha provocado un problema mundial que impacta de manera negativa a la industria automotriz, en este caso a los 800 camiones chinos.

«Para hacer las obras que tienen que tener esta visión, si vamos hacer tres líneas del metro hay que empezar por lo principal: inclusión, accesibilidad, las rampas, las banquetas», dijo.

El 25 de julio pasado, el gobernador indicó que las unidades estaban varadas por temas aduanales.

Para el  12 de septiembre, el gobierno estatal anunció que sancionarían por un millón de pesos a la empresa encargada por la situación del retraso; informó MILENIO.

Ocho días más tarde, el Instituto de Movilidad y Accesibilidad (IMA) informó sobre una segunda sanción en contra de la empresa Thousand International Companies (TICSA) por el retraso en la llegada de 745 camiones a gas natural para el transporte público de la localidad.

Imagen portada: Raúl Palacios | MILENIO