Con la aprobación por mayoría en el Congreso de Nuevo León de la nueva Constitución impulsada por el gobernador Samuel GarcíaFuerza Civil tendrá más facultades, como patrullar y vigilar las carreteras estatales, así como atender medidas cautelares diversas a la prisión preventiva. Esto al pasar de corporación de seguridad estatal a institución, dependiente de la Secretaría de Seguridad; informó MILENIO.

De acuerdo con el artículo 22 de la avalada Carta Magna, la policía estatal se coordinará con las autoridades federales, estatales y municipales, para esta vigilancia y combatir delitos de mayor gravedad.

“La institución Fuerza Civil, para el cumplimiento de sus objetivos, se organizará con los tres niveles de gobierno para prevenir y combatir delitos de mayor gravedad que atentan contra la seguridad de las personas, en los términos que establezcan las leyes de la materia”, se leyó en la sesión de este viernes.

También deberá prevenir las infracciones administrativas, así como atender las órdenes de protección y restricción, y el aseguramiento de inmuebles objeto de delitos en los términos que establezca la ley.

Estas son las áreas que integrarán la Fuerza Civil

Además, Fuerza Civil tendrá a su cargo por lo menos cuatro áreas.

  • Organización administrativa y operativa del Sistema Penitenciario
  • Reinserción social
  • Sistema de control, comando, comunicación y cómputo
  • Cuerpos policiales (tanto preventivos como investigadores)

Se señaló que en éste último punto está “bajo la conducción y mando del Ministerio Público”.

Además de estas facultades para Fuerza Civil, durante una sesión extraordinaria, se acordaron aprobaciones de 15 nuevos derechos, derecho a la vida, derecho al internet y derecho a la educación.

Armamento de alto calibre

El gobernador Samuel García afirmó el pasado 22 de septiembre que Fuerza Civil recibirá armamento de alto calibre para hacer frente a la delincuencia organizada; reportó MILENIO.

Durante un evento público, el mandatario estatal detalló que se trata de 200 fusiles HK-G3 que fueron cedidos en comodato por la Secretaría de la Defensa Nacional a la corporación estatal.

Por su parte, el secretario de seguridad, Gerardo Palacios Pámanes, explicó que tal armamento será destinado a municipios no metropolitanos como China y Anáhuac. 

«Es el comodato, significa que el Ejército Mexicano es el dueño del armamento y nos está prestando el armamento… el armamento ya está aquí ya está en bodegas de Sedena, ya con la firma del convenio o contrato de comodato cumplimos un requisito que nos faltaban para que la misma Secretaria de la Defensa Nacional nos provea de los cartuchos, es decir, de las balas», mencionó. 

El Heckler & Koch G3 o HK-G3 es un fusil de combate de fabricación alemana, que habitualmente solo portan las fuerzas militares, y de acuerdo con la autoridad, es la primera ocasión que una Policía Estatal hará uso de tal armamento. 

Imagen portada: Raúl Palacios | MILENIO