La Escuela Primaria Ramón López Velarde, que este miércoles suspendió clases por presuntas amenazas, había enviado a clases en línea a alumnos que llevaron armas punzocortantes al plantel.

Tres semanas después de la detección de cuchillos, el martes circularon mensajes en medios electrónicos en los que se lanzaron amenazas contra un docente y la institución ubicada en la Colonia Tres Caminos, en Guadalupe.

Como medida de precaución, la dirección determinó continuar con las actividades a distancia, al menos por un día.

A través de un comunicado de prensa, la Secretaría de Educación en el Estado, informó que los estudiantes en cuestión también fueron canalizados para recibir atención psicológica.

«La dependencia aclara que las autoridades del plantel detectaron armas punzocortantes el pasado 18 de octubre. Tras una investigación, se descubrió que las armas presuntamente pertenecían a alumnos del plantel», refiere el escrito.

«Por otra parte, tras detectar, la noche de ayer, mensajes que circulaban en medios electrónicos donde presuntamente se lanzaban amenazas hacia la institución y a un docente, se procedió a suspender clases presenciales de todos los alumnos y continuar las actividades a distancia como medida de precaución».

Es de destacar que el docente amenazado presentó una denuncia ante la autoridad competente. Además, se acordó con la policía municipal establecer rondines en la escuela y en su domicilio.

Respecto a los alumnos infractores, las tareas en línea se prolongarán por dos semanas.

«Al establecer acuerdo con los padres de familia de los involucrados, se tomó la decisión de que estos trabajaran a distancia durante dos semanas, y fueron canalizados para recibir atención psicológica», agrega el documento.

Padres de Familia del resto del plantel, denunciaron que ayer alumnos ingresaron cuchillos para amenazar a sus compañeros.

Elementos de la Policía de Guadalupe se trasladaron al lugar, localizado en la calle Violeta, entre Avenida de la Primavera y Margarita, pero no había estudiantes ni maestros.

«Se recibe un reporte al 911 que señala que través de las redes sociales existe una amenaza de alumnos en contra de un maestro y a estudiantes, por lo que los oficiales acuden al plantel. Los Policías del área de Proximidad, encontraron el plantel cerrado», notificó el municipio.