Momentos de tremor, un sismo volcanotectónico y un total de 104 exhalaciones que estuvieron acompañadas por columnas conformadas por vapor de agua, gases y ceniza con dirección Noreste (NE), conformaron la actividad registrada en el volcán Popocatépetl durante un periodo de 24 horas; informa MILENIO.

De acuerdo con el reporte del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) de este miércoles 23 de noviembre, los sistemas de monitoreo del coloso ubicado entre los estados de Puebla, Morelos y el Estado de México, registraron un sismo volcanotectónico, actividad que no representó riesgo para la población.

El organismo dependiente de la Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC) detectó 19 minutos de tremor, es decir, de movimientos característicos de un volcán por el paso de magma a varios kilómetros de profundidad.

El tremor se produce por los golpes del magma con las paredes de la cámara magmática o en el conducto de salida y por las explosiones de las bolsas de gas o los golpes de los bloques sólidos arrancados y arrastrados en el ascenso contra las paredes de la chimenea volcánica; señaló MILENIO.

“En las últimas 24 horas, mediante los sistemas de monitoreo del volcán Popocatépetl, se detectaron 104 exhalaciones acompañadas de vapor de agua, gases volcánicos y en algunas ocasiones ceniza. Adicionalmente, se registraron 19 minutos de tremor de baja amplitud, así como un sismo volcanotectónico registrado ayer a las 21:38 horas con magnitud 1.1”, detalla el reporte.

El Cenapred dio a conocer que la actividad registrada por el Popocatépetl se encuentra dentro de los parámetros de la Alerta Amarillo Fase 2. Los escenarios previstos para esta fase, de acuerdo con los especialistas del organismo científico, contemplan que continúe la actividad explosiva de escala baja a intermedia, lluvias de ceniza leves a moderadas en poblaciones cercanas, posibilidad de flujos piroclásticos y flujos de lodo de corto alcance.

“Al momento de este reporte se observa una emisión continua de vapor de agua y gases volcánicos con dirección Noreste (NE)”, añade el reporte del Cenapred.

Los integrantes del organismo dependiente de la Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC) exhortaron a la población a no acercarse al volcán y sobre todo al cráter, por el peligro que implica la caída de fragmentos balísticos; mientras que, en caso de lluvias fuertes, recomienda alejarse de los fondos de barrancas por el peligro de flujos de lodo y escombro.

Ante la caída de ceniza del coloso, las autoridades de Protección Civil solicitaron cerrar puertas y ventanas; utilizar cubrebocas o un pañuelo húmedo en caso de que las personas presenten enfermedades en vías respiratorias; no utilizar lentes de contacto; cubrir contenedores de agua; resguardar a las mascotas, así como sus alimentos; y tomar agua a lo largo de este día.

Imagen portada: Andrés Lobato | MILENIO