Miles de personas se manifestaron en las calles de diversos lugares de Francia, durante este jueves 19 de enero, en apoyo a los sindicatos que van en contra de la reforma de pensiones propuesta por el Gobierno del presidente Emmanuel Macron.  

Dicha reforma plantea retrasar la jubilación hasta los 64 años de edad, lo que denuncian los ciudadanos como “insostenible” e “injusta”. Sin embargo, el Gobierno de Francia propuso esta medida para evitar un “futuro déficit en la caja de pensiones” en las próximas décadas, ya que el mandatario francés considera que es una reforma «justa y responsable» 

Ante este suceso Philippe Martínez, secretario general de la Confederación General del Trabajo (CGT), un opositor de dicha reforma mencionó que «la movilización es a la imagen de lo que leemos en las encuestas, es decir, que una gran mayoría de los ciudadanos de este país están en contra”. 

De acuerdo con la encuesta Ipsos, el 81% de los ciudadanos franceses consideraba necesaria una reforma, sin embargo, en su última encuesta, el 61% rechazó la propuesta que exige cotizar durante 43 años para tener el acceso a una pensión completa. 

Por su parte, Laurent Escure, secretario general de la Unión Nacional de los Sindicatos Autónomos (UNSA), menciono que se busca “tener una buena jubilación, no queremos llegar a la jubilación estando quebrados, cansados, rotos”, agregó que si el Gobierno francés “no recobra la razón” se continuarán con las propuestas. 

Con información de DW. 

Imagen portada: SPR Informa