Por Obed Campos

Por favor agarre aire si lee este texto en voz alta, porque la frase que sigue está larga: el Coordinador de la Comisión Operativa Nacional de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado Rannauro, alias, dueño del partido naranja, (a esta altura haga una pausa y respire) y el Coordinador de la Comisión Operativa Estatal, Miguel Sánchez Rivera, ex director del DIF estatal, dieron la bienvenida a Alfonso Robledo Leal, quien, como muchos, cambió de chaqueta y se sumó a ¿los valores? en compra y venta en el tianguis de voluntades y candidaturas, en que se ha convertido nuestra política.

Me piden mis informantes que le aclare a usted, que si no se acuerda quien es Miguel Sánchez Rivera, fue el sustituto de Horacio Tijerina.

Para dar a conocer el salto de liana de Poncho, citaron a una rueda de prensa en la Casa Naranja, encabezada por el propio Dante, pero el tiro no les salió bien, porque quisieron que pareciera que el evento tuvo lugar después de horas de trabajo ya que ahí estaban varios funcionarios del Gobierno del Estado, pero la nota se les coló.

Robledo Leal, eterno aspirante a la alcaldía de Guadalupe y de quien resaltaron (como si fuera la gran cosa) que “ha sido diputado” recalcó que “se suma (al naranja) por convicción personal y congruencia de principios”.

No dijo que se suma porque lo desairaron en el PAN, por sus fracasos en las urnas.

Por abajo del agua me dijeron que el salto de liana ocurrió porque la cúpula prianista le exigió a Poncho que apoyara las aspiraciones de Tomas Montoya, hijo de la alcaldesa Cristina Díaz para que se quede con la silla de su mamá en la alcaldía de Guadalupe.

Altanero como lo es, el ahora ex panista quien se siente casi hermano del líder Marko Cortés renunció a 27 años de militancia albiazul aunque en el PAN, francamente, pues no habrá quien lo extrañe.

Ah, pero quisieron dejar muy en claro que el higadito Héctor García García, ahí presente, sigue como candidato de Movimiento Ciudadano Naranja firme para la alcaldía de Guadalupe, en tanto que a Robledo Leal le prometieron que puede buscar la Diputación Federal, siempre y cuando jale con él “su estructura”, es decir, una masa imaginaria de simpatizantes que viven en el corazón y en el cerebro de Poncho.

Sigan soñando.

ANDA NICHO MUY ORONDO

El que anda que no cabe es el ex alcalde de Santa Catarina, Dionisio Herrera ya que “descubrió” que en aquel municipio que saltó a la fama mundial por la pronta instalación de una planta de la empresa Tesla, hay una avenida que lleva su nombre y que casi casi desemboca donde va a estar la planta del magnate Elon Musk.

Nicho, quien fue alcalde entre el 2006 y el 2009 jura y perjura que el bautizo de la calle no se dio en su administración y que la rúa va de la carretera a saltillo a la avenida Manuel Ordoñez, pero que él ni enterado estaba.

@obedc
obed@scriptamty.com