test

Noticias en Monterrey

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Perla Villarreal, atrapada y sin salida

Por José Jaime Ruiz

@ruizjosejaime

@lostubosmty

Hacer negocios al amparo de la impunidad no funciona. Los servidores públicos tarde o temprano son descubiertos en sus triquiñuelas, el fuero no los exime del examen de la opinión pública. Y eso es para todos. El caso de la diputada priista Perla Villarreal es destacable por sus costuras e imposturas.

Quien no entienda que la política se basa esencialmente en la coacción física, poco entiende de la res pública. Persuadir o disuadir. El enfrentamiento del PRIAN en contra del gobernador constitucional del estado libre y soberano de Nuevo León, Samuel Alejandro García Sepúlveda, tiene consecuencias.

Zeferino Salgado Almaguer y su jefe, Francisco Cienfuegos Martínez, al tratar de imponer en la Fiscalía General de Justicia a Adrián de la Garza, reventaron cualquier acuerdo. En campaña, Adrián se metió en contra de la familia de Samuel Alejandro (también malamente en contra de Clara Luz Flores) y en contra de Luis Donaldo Colosio Riojas: usaron sus tentáculos de la fiscalía y el municipio de Monterrey para tratar de apañar a Samuel Alejandro y Luis Donaldo. Adrián y Paco Cienfuegos jugaron sucio, muy sucio en contra de dos candidatos que no tenían aparatos gubernamentales para defenderse y, aún así, los electores mandaron al basurero de la historia a Paco y Adrián: ellos perdieron.

¿Cómo hacer fiscal general a quien los quiso degollar electoralmente? Lo que Paco y Chefo no entienden, es que Samuel Alejandro no es esa caricatura de El libro vaquero llamada Jaime Rodríguez Calderón, un Bronco que fue domesticado por Paco y Chefo. Samuel Alejandro no es ni será el Bronco. Lo que Perla Villarreal no comprende, es que ella está en la situación donde está no por culpa de Samuel Alejandro, sino por ser una empleada que defiende los intereses de Paco Cienfuegos.

Los actos de presión, extorsión y violencia política de género no vienen del gobernador, vienen de Paco Cienfuegos, un político que, bajo la escuela del ex gobernador Rodrigo Medina de la Cruz, deja tirados a sus correligionarios, que los excluye y trata de aplastarlos. Basta ver los ejemplos del mismo Bronco, de Clara Luz Flores, de Abel Guerra, de Héctor Gutiérrez de la Garza, de Felipe Enríquez y hasta de César Garza Villarreal, a quien le cerraron la puerta cuando pudo ser el candidato ganador de las pasadas elecciones a la gubernatura.

Perla Villarreal no entiende que su problema no es el gobernador, su problema es Paco Cienfuegos, quien deja tirados a muchos de sus compañeros de partido. Cienfuegos está hecho para la traición y eso no lo comprenden sus subordinados. A Paco no le interesa Perla. A Paco le interesa ser el vicegobernador de Nuevo León y eso no va a suceder.

“Si los locales o las instalaciones contaran con todos los permisos o contaran con todas las precauciones adecuadas, pues no habría ningún motivo (para cerrarlas)… La persecución directa, ya lo he dicho, ha sido la que nos han hecho del Congreso con la fiscalía y el Poder Judicial”, resaltó hace días el secretario general de Gobierno, Javier Navarro. Crossfire!, Perla Villarreal.

Perla: atrapada y sin salida o durmiendo con su verdadero enemigo.

Fuente:

Vía / Autor:

// José Jaime Ruiz

Etiquetas:

Compartir:

Autor: stafflostubos
Ver Más