El cantante boricua concluyó su gira sinfónica por el país en la ciudad de Monterrey con un concierto en el estadio Banorte.

Un viaje por su historia musical fue la que ofreció Ricky Martin en Monterrey, ciudad en la que decidió cerrar su gira sinfónica por nuestro país; reveló MILENIO.

Fue a las 21:26 horas que el boricua salió al escenario del estadio Banorte que lució a su máxima capacidad, iniciando la fiesta a ritmo de “Pégate”.

Apenas salió ante su público regio y los gritos no se hicieron esperar, continuando la velada con “Volverás” y “Gracias por pensar”.

“Buenas noches, Monterrey. Siempre encantado de estar en esta maravillosa tierra, porque lo que yo siempre me llevo es maravilloso. Me llevo cosas muy lindas, me llevo sonrisas, miradas hermosas y las ganas de siempre regresar a esta tierra, siempre reciben con los brazos abiertos. Aquí te entrego mi alma. Espero que lo disfrutes”, comentó el cantante.

Pero la noche apenas iniciaba, Ricky mantuvo al público de pie para su éxito “La bomba”, mientas sus bailes levantaban los suspiros de sus fans.

Ricky platicó que su mamá estaba presente en el show, a lo que el público comenzó a gritar: “¡Suegra, suegra!”, a lo que respondió con una sonrisa.

Siguió “Fuego de noche, nieve de día”, uno de sus más grandes éxitos y que recientemente lanzó junto a Christian Nodal.

La estrella dejó el escenario y regresó con una camisa blanca y siguió con “El amor de mi vida”, “Te extraño, te olvido, te amo” y “Asignatura pendiente”.

Desde el primer momento, el cantante recibió el cariño del público, quien no dejó de cantar cada uno de sus temas a todo pulmón.

“Vuelve”, fue sin duda uno de los temas más coreados de la velada y acompañado de la orquesta The House Beat, sonó aún más especial.

Siguió la fiesta y el baile con sus éxitos “María”, “Mordidita” y “Livin’ la vida loca” contagiando al público con su energía y sus movimientos.

“Son un gran público. Los quiero mucho”, expresó Ricky Martin  para después abandonar el escenario y regresar para complacer al público con sus éxitos “Tal vez” y “Tu recuerdo”, cerrando así una velada que sin duda, fue mágica para los regiomontanos.

Imagen portada: Jorge López | MILENIO