Luego de que el Primer Tribunal Colegiado de Circuito en Materia Administrativa otorgará una suspensión a la refinería de Pemex en Cadereyta para evitar su cierre, el gobernador Samuel García Sepúlveda convocó a ciudadanos y organizaciones de la sociedad civil para manifestarse en las instalaciones del Poder Judicial de la Federación; reportó MILENIO.

A través de un video subido a su cuenta de Instagram, el mandatario estatal consideró qué dicho amparo es por demás burdo, increíble e inaudito al considerar que ese tipo de suspensiones se da a los particulares en materia de derechos humanos y no en favor, de lo que consideró, «una refinería tóxica».

«Pues de manera por demás burda e increíble, el primer tribunal colegiado de circuito de Nuevo León en materia administrativa, que está aquí en la Loma (larga), en Monterrey, acaba de otorgar una suspensión a la refinería», afirmó.

«(Es) inaudito, los amparos y suspensiones se dan a los particulares por sus derechos humanos, no a una refinería tóxica, y con ello, impide que el estado audite, inspeccione, y sancione a la refinería», dijo.

«Hago un llamado a los ciudadanos, a las ONG’S, a buscar inclusive manifestarnos en el Poder Judicial, ya estamos cansados en Nuevo León de estas triquiñuelas y travesuras jurídicas que hace el gobierno federal para proteger a quienes contaminan, pasan por alto el derecho al aire limpio, pasan por alto el derecho al aire sano, pasan por alto convenios y tratados internacionales, y sin decir agua va, pues prácticamente suspenden vía un amparo a poder revisar la refinería», dijo.

Dado lo anterior, el mandatario estatal anticipó que van a tomar acciones al respecto y las estarán informando.

«Es increíble, vamos a tomar acciones y les estaremos informando», concluyó.

¿Qué dice el amparo otorgado a la refinería?

De acuerdo con el resolutivo, se propone declarar fundado de manera parcial el recurso de queja por parte de la refinería y conceder la medida suspensional única y exclusivamente por lo que hace al cierre de las actividades o clausura de la misma.

«Se propone declarar fundado de manera parcial el recurso de queja, revocar el auto y conceder la medida suspensional, sólo por lo que hace a la suspensión de las actividades o clausura de la Refinería de Pemex, que es la quejosa en este asunto», refiere el documento.

También se aclara que la suspensión es justificada debido a que la refinería se opone a la inspección de sus instalaciones al argumentar que lo hace por medidas de seguridad ya que, de ejecutarse la inspección, implicaría una clausura, y eso generaría un riesgo grande a la afectación que pueda resentir la sociedad.

«La inminencia de los actos se justifica por el hecho de que el quejoso se opone a la inspección, tan es así que impugna la medida de seguridad, consistente en la clausura o suspensión de actividades, ya que de ejecutarse esta clausura, el riesgo es grande por la afectación que pudiera resentir la sociedad», indicaron.

De igual forma, se concluye que no existe dato de prueba que acredite de manera fehaciente que la contaminación en el estado de Nuevo León haya surgido por motivo de actividades que tengan que ver con la refinería, para lo cual, añadieron que se necesita de un estudio científico que así lo compruebe.

«No existe dato de prueba que acredite de manera fehaciente que la contaminación en el estado de Nuevo León hubiese surgido con motivo de las actividades desarrolladas por la refinería quejosa, para ello se requiere un estudio científico que así lo demuestre», concluye el texto.

Imagen portada: Archivo