Mario Delgado, presidente nacional de Morena y coordinador de campaña de Claudia Sheinbaum, aseguró que desconfía de las preguntas videograbadas que enviarán los ciudadanos para el segundo debate presidencial, a celebrarse el domingo 28 de abril, y advirtió que quienes deben definir cómo deben ser los encuentros no es la autoridad electoral, sino los participantes; informó MILENIO.

Luego de una reunión de aproximadamente tres horas entre el equipo de la candidata presidencial de la coalición Sigamos Haciendo Historia y consejeros electorales, incluida la consejera presidenta del Instituto Nacional Electoral (INE), Guadalupe Taddei, en la sede del organismo, Delgado aseguró que las preguntas en video que envíen los ciudadanos y se seleccionen para ser planteadas durante el debate, pueden ser manipuladas.

“Queremos advertir que nos preocupa mucho el tema de las videopreguntas porque la posibilidad de manipulación de esas videopreguntas es muy alta y no confiamos ya en la productora que está haciendo estos debates”, dijo en conferencia de prensa.

Al respecto, a pesar de que el formato ya está aprobado por el Consejo General del INE e incluso ratificado por la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, Delgado Carrillo aseguró que el tema sigue en discusión en la Comisión Temporal de Debates del INE y que el representante de Sheinbaum, Iván Escalante, está impulsando “cambios importantes” que tendrán que definirse en el seno de la comisión.

“Los que deben de decidir son los participantes, porque a la autoridad electoral le corresponde organizar, pero quien debe decidir cómo quieren debatir son los participantes, son los candidatos, las candidatas y el candidato. ¿Por qué el INE va a tratar de imponer lo que quiere?”, expresó Delgado.

Por otra parte, el líder nacional de Morena informó que en la reunión insistió ante los consejeros electorales que asuman su responsabilidad de investigar la supuesta guerra sucia que existe en redes sociales contra el presidente Andrés Manuel López Obrador y Claudia Sheinbaum, para lo cual les dejó pruebas.

“Insistimos en la demanda de que el INE debe tener una actitud proactiva en la investigación de la guerra sucia que hay en redes sociales desde hace más de dos meses por parte de la derecha con bots y robots pagados para generar tendencias artificiales; hay más de 70 videos con una alta producción, todas con guerra sucia, para tratar de desprestigiar a nuestro movimiento, a nuestra candidata, a nuestro Presidente, y los hashtags que ya no sabemos en qué número van”, expuso.

Delgado sugirió que el INE establezca un convenio de colaboración con las plataformas tecnológicas como Meta, X (Twitter) y TikTok para evitar el mal uso de éstas durante el proceso electoral.

“Trajimos la punta de la madeja, las pruebas para que de ahí empiecen a jalar y se haga una investigación seria, no puede haber una autoridad electoral omisa ante un intento artificial de manipulación de la voluntad de la gente…¿Por qué no hay un acuerdo de colaboración con las plataformas?… ¿Por qué sí lo puede hacer un partido y no la autoridad? Hay interés por parte de las plataformas no sean instrumento de manipulación de la información, sí hay compromiso de no desvirtuar el propósito que ellos buscan”, añadió.

Al encuentro también asistieron integrantes del equipo de Sheinbaum como Marcelo Ebrard, coordinador de enlace con organizaciones civiles y mexicanos en el exterior; Ricardo Monreal, coordinador de Enlace Territorial; Gerardo Fernández Noroña, coordinador de Enlace con Organizaciones sociales; Karen Castrejón, presidenta nacional del PVEM; Geovanna Bañuelos, senadora y miembro de la dirigencia nacional del PT; Silvano Garay, representante del PT ante el Consejo General del INE, entre otros.

Mira aquí la conferencia: 

Imagen portada: Archivo