Ahí, frente a la Catedral Metropolitana y a unas cuadras del Palacio de la Escuela de Medicina de la UNAM, se encuentra la exposición de cuerpos y órganos humanos plastificados con fines de divulgación científica: Our Body. El Universo Dentro; publica MILENIO.

Casa Abierta Monte, en la calle Monte de Piedad número 7, en el Centro Histórico, alberga desde el 15 de mayo la muestra educativa presentada por Plan B, con un recorrido por cuerpos humanos reales, que exhiben todos los sistemas y órganos que componen a un organismo.

Hace una década, el museo Universum de la UNAM clausuró después de dos años la exposición Body Worlds Vital, que ofreció lecciones de anatomía a todos los públicos, que acudieron a contemplar la magia de la vida reflejada en cadáveres donados y perpetuados con la técnica de plastinación desarrollada por el alemán Gunther von Hagens en 1977.

“La plastinación transforma el cuerpo, un objeto del luto individual, en un objeto de reverencia, aprendizaje, conocimiento y apreciación”, escribía el mismo Von Hagens.

La técnica consiste en la extracción de fluidos y grasas corporales y su sustitución por resinas reactivas y polímeros, y gracias a ello se puede observar el interior del cuerpo humano, cómo funciona y cómo es afectado por enfermedades como el cáncer, el alzheimer, el tabaquismo, el alcoholismo, la diabetes, la obesidad o la mala alimentación.

En el primer piso del edificio colonial del Monte de Piedad, entre las calles de Tacuba y Donceles, frente al Zócalo de Ciudad de México y el Palacio Nacional, la nueva exposición Our Body. El Universo dentro ofrece recorridos a los visitantes por especímenes que muestran los vasos sanguíneos, los nervios y los órganos vitales como el corazón, el cerebro y el hígado.

La muestra destaca la importancia de los sistemas cardiovascular, respiratorio, digestivo y endocrino, que mantienen al cuerpo humano funcionando de manera automática.

Our Body. El Universo dentro se despliega en 6 salas y cuenta con 10 especímenes, 3 torsos, más de 150 órganos humanos. Y como una experiencia adicional, incluye un viaje al cuerpo humano en realidad virtual, en un espacio de mil metros cuadrados.

La cultura del autocuidado

Al igual que en la anterior muestra en Universum, los cuerpos y órganos que pertenecieron a personas reales expuestos en Our Body han sido preservados por un proceso de preservación de polímero, el cual sustituye toda el agua del tejido con caucho de silicón.

De acuerdo con los organizadores, Our Body, una exposición itinerante que ha recorrido todo el mundo, con millones de visitantes de todos los continentes, también se enfoca en mostrar al público la importancia de la salud y la cultura del autocuidado.

Von Hagens rastreaba los inicios de la anatomía desde eras muy primitivas de la humanidad.

“El interés inicial por la anatomía humana surgió probablemente entre los caníbales, cuyos motivos eran sobre todo de naturaleza ritual. Creían que al consumir a sus enemigos absorberían la fuerza de éstos”, escribió el científico alemán en su prólogo del catálogo de Body Worlds.

También los museos anatómicos tienen larga historia. Hay algunos tan famosos como La Specola, en Florencia, Italia, que reúne y exhibe decenas de modelos de cuerpos enteros, y cientos de órganos individuales y partes de cuerpo que datan del siglo XVIII. Pero todos elaborados con cera.

Los boletos para Our Body. El Universo dentro están disponibles para todas las edades en Ticket one, con precios que varían según el día de la semana y opciones adicionales para la experiencia de realidad virtual.

Imagen portada: Especial | MILENIO