Los huipiles, el rebozo y los accesorios con los que se fotografió Madonn a no pertenecieron a Frida Kahlo, como lo publicó en sus redes sociales, dice a MILENIO Hilda Trujillo, quien fue directora del Museo Casa Azul Frida Kahlo.

Los atuendos que porta la estrella, asegura, no corresponden a la época en que vivió Frida Kahlo, incluso los zapatos que aparecen en las fotografías que publicó Madonna no corresponden a las necesidades de la pintora.

La cantante no estuvo en el Museo Casa Azul, tampoco en la Casa Roja, en Coyoacán (que perteneció a la señora Matilde Calderón y que dejó a sus hijas Matilde, Adriana, Frida y Cristina) pero sí acudió a la residencia de Mara Romeo Kahlo (sobrina nieta de la pintora) y su hija, Mara de Anda Romeo, localizada en el Pedregal. Ambas son las herederas de Frida.

¡Pobre Madonna, le vieron la cara! Porque en la Casa Roja, ubicada a unas cuadras de la Casa Azul, no había ropa de Frida Kahlo y los zapatos que muestran tampoco eran de su propiedad, ya que debido a la poliomielitis que padeció necesitaba que a uno de ellos le pusieran un tacón especial”, cuenta Trujillo, quien ha estudiado profundamente a Kahlo durante años.

Circe Henestrosa, curadora y especialista en la indumentaria de Frida, explica a MILENIO que los zapatos que usaba la pintora eran especiales.

“Yo no he visto físicamente los objetos que mostró Madonna, entonces es difícil comentar. Lo que sí puedo decir es que los zapatos que tenemos en la Casa Azul sí tienen la elevación del tacón del zapato derecho por lo que es más alto que el zapato izquierdo”.

Henestrosa es una autoridad, ya que además de ser directora de la School of Fashion del Lasalle College of the Arts de Singapur, es la diseñadora y curadora Las apariencias engañan: Los vestidos de Frida Kahlo, exposición internacional organizada luego de que en 2004 se abrió el baño de la recámara de Frida en la Casa Azul, cerrado por 50 años por órdenes de Diego Rivera. Ahí se encontraban, guardadas en un baúl, pertenencias de la pintora, como indumentaria, perfumes, barnices y hasta la prótesis que usó después de perder una de sus piernas.

La Reina del pop escribió y difundió este lunes: “Un hermoso recuerdo visitando la casa familiar de mi musa eterna Frida Kahlo en Ciudad de México. Para mí fue mágico probarme su ropa y joyas, leer sus diarios y cartas, y ver fotos que nunca había visto antes”.

Después del revuelo que causó esta publicación, el Museo Casa Azul Frida Kahlo aclaró que la cantante nunca acudió al recinto, solo su familia y su staff, por lo que la ropa con la que aparece en algunas fotografías no pertenece al guardarropa que custodia como patrimonio.

Sin recámara ni ropero

Consultado por MILENIOAlfonso Durán Durán, quien fue general manager de las herederas de Frida y quien aterrizó, hace dos años, la idea de transformar la Casa Roja en museo, indica que este inmueble no tenía una recámara de la pintora y tampoco con un ropero con ropa de ella porque la casa fue para su hermana menor, Cristina:

“Al menos yo nunca vi ropa. Obviamente sí tenían acervo como cartas y documentos. En la Casa Roja nunca ha habido ropa de Frida Kahlo y actualmente está absolutamente vacía”.

Hilda Trujillo sostiene que las herederas “han timado a mucha gente porque sin tener derechos han hecho pensar que tienen la marca Frida Kahlo, cobran y a la mera hora esta no se reconoce. Lo han hecho con grandes marcas y ahí está el caso de sus tequilas que están parados en la frontera porque se los confiscan”.

Agrega, que cuando Frida empezó a usar los atuendos de ropa típica no vivía en la Casa Roja.

“Lo que es curioso es cómo les ven la cara, incluso a Madonna, porque Frida no habitaba esa casa. Alguien por ahí dijo que Frida la usaba de ‘leonoera’ porque ahí se veía con León Trotsky”, comenta Trujillo, lanzando una carcajada.

La Casa Roja está embargada

Alfonso Durán Durán dice que las herederas de Frida Kahlo tienen una deuda económica con él.

“He presentado una demanda, una querella contra ellas, por lo que ha sido embargada la Casa Roja, en Coyoacán, así como las acciones de sus empresas, también por parte de Frida Kahlo Corporation, por los daños ocasionados por la cancelación y término de contratos”.

-¿Entonces el problema es más serio que abrir un museo en la Casa Roja (cuya apertura se tenía prevista para septiembre)?

-Hay ideas que son obvias, supongo que la de hacer un museo estaba en mente. Lo que sí conseguí fue realizar el contrato (para crear el museo) y que ellas contaran con 750 mil dólares y el 50 por ciento del negocio, solo que no me pagaron el porcentaje del manager.

“La verdad es que hemos facturado 4 millones de dólares a estas señoras respecto a la venta de imagen de lo que ellas me mostraron con un inventario, que ha sido demandado porque parece ser que no tiene la consistencia, ni los derechos que ellas dicen. No sé si es su ambición o su descontrol, su posición, no lo sé. Yo estoy muy dolido, decepcionado y defraudado”.

Durán refiere que le dejaron de pagar 2 millones de dólares de sus honorarios como general manager, por eso las demandó por más de 3 millones de dólares.

MILENIO buscó a Mara de Anda, sobrina bisnieta de Frida Kahlo, para preguntarle sobre la originalidad de la ropa que se probó Madonna y saber sobre el destino de la Casa Roja como museo, pero hasta el cierre de la edición no se tuvo respuesta.

Imagen portada: Instagram