El gobernador Jaime Rodríguez Calderón supervisó este martes el avance en los trabajos de construcción del Salón de la Fama del Beisbol Mexicano, en el Parque Fundidora. Se espera que el espacio será inaugurado por el presidente Andrés Manuel López Obrador en su próxima visita a tierras regias. Aficionado del llamado rey de los deportes, el Primer Mandatario sostendrá una gira de trabajo por Nuevo León el próximo 20 de febrero.

En compañía de del empresario Alfredo Harp Helú, impulsor de este proyecto, el Gobernador recorrió el nuevo recinto de los inmortales del beisbol profesional. Además, compartió un desayuno con los trabajadores de la obra, a quienes les agradecieron su participación. Al igual que el edificio, dijo, ellos serán parte de la historia.

“Cada ladrillo, cada mosaico, cada cable, cada puerta, cada mueble, pues ahí están las manos de ustedes que también deben ser parte de esta historia, este edificio se ve grandioso pero lo más importante es lo que ustedes dejaron en cada una de las cosas que están aquí”.

“Esta es una nueva historia para Nuevo León y aquí va a estar por siempre, y toda la gente que va a venir aquí lo va a disfrutar gracias a don Alfredo (Harp Helú) que es un hombre generoso porque no cualquier persona comparte su patrimonio para la historia de este país”.

Opinión compartida por Harp Helú, quien también elogió la mano de obra de los que hicieron realidad el majestoso inmueble.