Sin descartar un posible ajuste en las tarifas, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón aseguró que no cederá ante las presiones de los empresarios del transporte. Luego que la Asociación del Transporte Público de Pasajeros de Nuevo León amagó con la salida de circulación de 30 rutas, 15 de ellas a partir de este 1 de marzo; refirió que el Estado bien puede brindar el servicio.

“Más que amenaza creo que es una necesidad que ellos tienen, pero estamos listos para suplir cuando ellos quieran, nadie está obligado a prestar un servicio si no quiere, el Estado puede prestarlo, el Estado puede tomar las rutas que ellos quieran… Tampoco es que sea un mal negocio. Es un buen negocio el transporte. Ellos dicen que no; bueno, les voy a decir como decía don Raúl Caballero en aquellos años: pues si no es negocio, ¿pues para que estas en él?… El que tiene un negocio es porque le da el negocio, no están metiendo dinero de su bolsa. Ellos dicen. Yo lo que quiero es que no tengamos esas confrontas, nosotros no vamos a confrontarnos con nadie, pero tampoco vamos a recibir presiones de nadie”.

Sin embargo, dijo, mantendrán el diálogo para ofrecer mejores condiciones. Resaltó que al abordar el tema con el presidente Andrés Manuel López Obrador durante su reciente visita a tierras regias, éste ofreció interceder ante Nacional Financiera para aligerar su carga.

“Estamos listos para suplir cuando ellos quieran. Nadie está obligado a prestar un servicio si no quiere, el Estado puede prestarlo, el Estado puede tomar las rutas que ellos quieran. Es un buen servicio el transporte, no están metiendo dinero de su bolsa. Yo lo que quiero es que no tengamos esta confronta, pero tampoco vamos a recibir presiones de nadie”.

Aunque anteriormente había asegurado que no habría “tarifazo”, este viernes, Rodríguez Calderón dijo que hace tres años que no hay se ha dado un incremento de tarifas, y que sí es necesario actualizarlas.

Pero sí enfatizó, respecto a los empresarios rebeldes que: “No hay por parte del Estado la pretensión de quitarle a nadie una concesión”.