El magistrado presidente de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, Felipe Fuentes Barrera, se comprometió a trabajar para que ante las presiones que reciben por parte de partidos políticos, gobiernos y poderes fácticos, en cada fallo cuenten con las condiciones necesarias para hacer su trabajo y se respete la autonomía y su independencia como juzgadores.

Al presidir la sesión solemne en la Sala Superior del TEPJF con motivo de la conclusión de encargos de seis años de magistradas y magistrados de salas regionales, exhortó a que sean las sentencias las que hablen por el trabajo que realizan y reflejen la autonomía con que la que actúan.

“Por los asuntos que resolvemos, nosotros los jueces, recibimos presiones de partidos políticos, de gobiernos, de poderes fácticos. Eso es parte de la realidad en la que vivimos. No obstante, hoy me comprometo aún más, a que contemos, en cada fallo, con las condiciones necesarias para realizar nuestro trabajo y que se respete la autonomía e independencia como Juzgadores”, dijo.

En la sesión solemne se dio cuenta de la conclusión de encargos de la Magistrada y Magistrados de la Sala Regional Toluca, Martha Concepción Martínez Guarneros, quien presidió ese órgano, y del Presidente de la Sala Regional Ciudad de México, Armando Ismael Maitret Hernández, así como de los magistrados Eugenio Isidro Gerardo Partida Sánchez, de la Sala Regional Guadalajara; Jorge Emilio Sánchez Cordero Grossman, de la Sala Regional Monterrey y Juan Manuel Sánchez Macías, de la Sala Regional Xalapa, a quienes se les entregaron reconocimientos.

El presidente Felipe Fuentes destacó el gran legado de conocimientos, trabajos visionarios y resultados que aportaron a la justicia electoral del país quienes concluyen su gestión.

La enseñanza que dejan, indicó en el evento al que acudieron Magistrados de la Sala Superior y ex presidentes de Sala Superior del TEPJF, es que no hay democracia sin valores, ni justicia sin principios.

El Magistrado de la Sala Superior Felipe de la Mata Pizaña reconoció la contribución de quienes concluyen su encargo, mientras que la Magistrada Martínez Guarneros dijo que se van con la tranquilidad del deber cumplido.