Tras la detención, liberación y hasta renuncia del director de Policía y Tránsito sampetrino Raúl Leal Tamez, ciudadanos de San Pedro opinaron que “tenían al zorro en el gallinero”, por lo que exigen filtros de seguridad.

Líderes de opinión y de vecinos coincidieron en exigir que el alcalde Miguel Treviño aplique más filtros a la hora de contratar a los mandos policíacos, ya que tanto como el mando detenido recientemente y el exsecretario Felipe Gallo fueron contrataciones hechas por él. Cuestiones que han fracturado la confianza de los sampetrinos en la autoridad.

“Las previas autoridades municipales no tenían confianza en la ciudadanía. Tan es así que las cambiaron por otras. Pero desafortunadamente la lucha por mantener el control criminal y los eventos que hemos vivido no permiten recuperar la confianza. El alcalde deberá de ser más estricto en la contratación de los mandos, porque hasta hoy no han dado resultados”, dijo Norberto de la Rosa, presidente de la Comisión Mixta de Colonias (Commix).

Además, dicen que ha consternado a la comunidad sampetrina llegar al extremo de que tener que depositar la confianza en otros niveles de gobierno, así como en las fuerzas militares para el resguardo de la seguridad en esa ciudad.

“Nos tiene consternados que uno de los mandos que teóricamente nos deben de cuidar estuviera siguiendo otros intereses. Recomendamos un viraje que entienda Miguel Treviño que debe de acobijarse en el nuevo diseño del sistema federal de seguridad. No entendemos por qué sigue insistiendo en una estrategia estatal y esperamos que apliquen mayores filtros para la contratación de los responsables de un área tan importante para la vida de una ciudad como es la seguridad”, destacó Enrique Burguete, del grupo ProMontaña.

Con la llegada de 30 elementos de la Policía Militar a San Pedro, los vecinos y exigieron al alcalde Miguel Treviño no atenerse a los militares y generar los esquemas necesarios para fortalecer a la corporación municipal. Señaló que el edil debe de reconocer el problema de seguridad y dar a conocer los resultados de las pruebas de confianza para depurar a los malos elementos y no atenerse para que no siga acéfala la policía local.

“Con esto se espera que las autoridades Municipales puedan por fin ponerle alto a la delincuencia, pero ojalá exista una buena coordinación entre todas las partes encargadas de procurarse seguridad a los ciudadanos”.