Imágenes por satélite analizadas por expertos revelan que está siendo reconstruida la base de misiles norcoreana de Sohae, que el régimen norcoreano anunció que desmantelaría el año pasado.

Según reporta la agencia EFE, el material analizado, captado el pasado 2 de marzo, dos días después de la cumbre de Hanói que concluyó sin acuerdo entre Estados Unidos y Corea del Norte, muestra que se han comenzado a reconstruir estructuras en la plataforma de lanzamiento y en el banco de prueba vertical para motores de proyectiles.

Las imágenes, analizadas por el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS) y la web 38north (ambos con sede en Washington), muestran que Corea del Norte comenzó a desmantelar estas dos instalaciones el pasado junio, después de la primera cumbre en Singapur entre el líder norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente de EEUU, Donald Trump.

Aunque el régimen no se comprometió a desmantelar Sohae por escrito, Trump aseguró que el propio Kim le había prometido de palabra que desmontaría el centro de lanzamiento, y las obras para desarmar la base se interpretaron como un gesto que mostraba la predisposición de Pionyang a avanzar hacia la desnuclearización.

Se desconocen los motivos por los cuales el régimen ha apostado por restituir estas estructuras, ya que se ignora también la fecha exacta en la que comenzaron las labores de reconstrucción (entre el 16 de febrero y el 2 de marzo con base en las anteriores imágenes tomadas por satélite).

Especialistas del CSIS creen que de esta forma Corea del Norte quiere mostrarse desafiante después de que EU rechazara en Hanói sus demandas para el levantamiento de sanciones.

Pionyang y Washington han dado versiones diferentes sobre lo que cada lado ofreció, pero la cita de Hanói dejó claro que el desacuerdo gira en torno al número de instalaciones y activos del programa nuclear norcoreano que se desmantelarían y el volumen de sanciones internacionales sobre Pionyang que se eliminaría como contrapartida.

Foto: Internet