Los matrimonios igualitarios son una realidad en Nuevo León, lo anterior luego de que por primera vez y tras salvar algunos obstáculos, dos personas del mismo sexo firmaron un contrato matrimonial. El pasado 11 de marzo del presente año Jannette y Amazu, concretaron su unión de manera histórica en la Oficialía Número Uno del Registro Civil ubicada en el municipio de San Nicolás de los Garza.

La oficialía retrasó la ceremonia civil de esta pareja debido a que no le había llegado algún documento que avalara que el Congreso del Estado ya había recibido la Ruth solución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación semanas antes.

La pareja ya contemplaba el unirse en matrimonio en Saltillo, Coahuila, sin embargo luego de que se recibiera en Nuevo León la resolución de la Corte, decidieron quedarse para casarse aquí.

Aplauden resolución de SCJN

Mario Rodríguez Plata y Jennifer Aguayo, líderes de la comunidad Lésbico, Gay, Bisexual y Transgénero, aplaudieron que el matrimonio igualitario sea una realidad en la entidad.

Aguayo expresó que la Suprema Corte de Justicia de la Nación resolviera la acción de inconstitucionalidad 29/2018, promovida por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos. Esta acción se promovió hace poco más de un año y, por este recurso, ahora las parejas del mismo sexo podrán contraer nupcias. Antes, en el Código Civil del Estado no se permitían los matrimonios de personas del mismo sexo.

“Lo qué está sucediendo es que la Suprema Corte de Justicia de la Nación está resolviendo, el ministro Mario Romo, hacer un proyecto donde pone todos los puntos discriminatorios de que las personas del mismo sexo no puedan casarse. Giró el proyecto para que se invalide el Código Civil en Nuevo León en los artículos 140, 148 y 147. Acá ( al Congreso) debe llegar la notificación para que se haga la modificación; y aunque no se haga la modificación, una vez llegada la notificación se hará válida la resolución”.

La Iglesia católica se mantendrá al margen

Ante la polémica que ha surgido por la aprobación del matrimonio igualitario, la Arquidiócesis de Monterrey aseguró que se mantendrá al margen en ambos temas. Rogelio Cabrera López, Arzobispo de Monterrey detalló que será respetuoso de las decisiones de las autoridades así como de las diferencias ideológicas que existen.

“Las cuestiones de las políticas públicas no nos conciernen, y por eso, obispos y sacerdotes, hemos estado al margen de estas discusiones, aunque en ellas participan católicos laicos y ellos dan sus puntos de vista. La autoridad tiene la última palabra. Ellos son responsables del futuro de México, pues ellos hacen las leyes y tienen que gobernar el país”, expresó el también Presidente de la Conferencia del Episcopado mexicano.

Demandan rechazar matrimonio igualitario

Grupos opositores al matrimonio igualitario exigieron echar abajo la decisión de autorizar ese tipo de uniones y demandaron a diputados y al Gobierno el fortalecimiento de la familia. Las organizaciones advirtieron que la estructura de la familia se encuentra en riesgo por la “fragmentación” que se ha hecho con otro tipo de figuras de unión, como el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Familias Fuertes Unidas por Nuevo León se pronunciaron por políticas públicas para el fortalecimiento de la familia como institución, ante el peligro que enfrenta por la aprobación del matrimonio igualitario. Integrantes del colectivo que defiende a la familia criticaron que se satisfaga a una minoría mientras se afecta a la mayoría.

“Lamentamos que la búsqueda de satisfacer las exigencias de una minoría, afecten a una gran mayoría que somos los que representamos más del 90 por ciento (de la población)”, señaló Juan Manuel Alvarado, integrante de la iglesia evangélica.

Francisco Cabello, vocero del Frente Nacional por la Familia señaló que, de acuerdo con estudios y estadísticas, “a los niños a los que les va mejor en su desarrollo son aquellos que provienen de familias formadas por hombre y mujer, por lo que es importante que el Gobierno cuidar la estructura tradicional”.

Insistieron en que “el matrimonio en personas del mismo sexo, que ya es una realidad en Nuevo León desde la semana pasada, afecta a la mayoría de la población y advirtieron que seguirán en su lucha para que la unión no sea considerada como matrimonio”.

Exigieron a los tres niveles de Gobierno, así como a los diputados, crear políticas públicas integrales en favor de la familia en todos los rubros. Los integrantes de diversas organizaciones religiosas y otras agrupaciones recalcaron la petición que se legisle en temas como educación, salud, unidad familiar, servicios públicos y seguridad, para fortalecer a las familias.

Según Marcial Padilla, director de Con Participación, es importante dar prioridad a la familia porque está el riesgo de la fragmentación. Desean políticas públicas que estabilice a la familia, porque el núcleo familiar se disuelve.

Es histórica la legalización del matrimonio

Jennifer Aguallo, coordinadora del movimiento por la igualdad en Nuevo León, calificó de “histórica” la aprobación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación de celebrar los matrimonios igualitarios en Nuevo León. Los integrantes del movimiento acudieron al Congreso del Estado para conocer las reacciones de los diputados locales en sesión ordinaria.

“Les debió caer como bomba explosiva porque se ha negado a otorgar nuestros derechos, esto es histórico lo que nos viene a dar la Suprema”.

Dijo que al Poder Legislativo estatal se le debe cuestionar, el porqué no pueden legislar sobre los Derechos Humanos para éste sector de la comunidad en Nuevo León.

“¿Qué tenemos que decir al legislativo? Que es una vergüenza que no pueda legislar los derechos humanos para un sector de nuestra comunidad, siendo representantes populares”.

Podrán tener servicios médicos

Luego de la aprobación por unanimidad de la reforma de acceso igualitario a la Seguridad Social, sin distinción de sexos, todas las comunidades, sin excepción, tienen derechos y no pueden ser víctimas de discriminación.

El Senado aprobó la iniciativa para que las familias de la diversidad sexual tengan acceso a seguridad social ante los institutos Mexicano de Seguridad Social y de Seguridad y Servicios Sociales de Trabajadores del Estado.

El dictamen también contempla adecuaciones en contra del uso de lenguaje considerado “machista” en la redacción de los artículos de los ordenamientos, por lo cual se procura el uso de la palabra “cónyuge”.

Jaime López Vela, fundador de Agenda LGBT, calificó como histórica la reforma aprobada y ahora como una minuta será enviada a la Cámara de Diputados para su aprobación, ya que desde que lograron su derecho al matrimonio en 2009 ya son nueve años de esperar que las familias de la diversidad sexual tengan derecho a la seguridad social.