Sorpresivamente, este viernes, la Asociación de Transportistas Públicos de Nuevo León anunció un incremento en las tarifas del trasporte suburbano que entraría en vigor el lunes 18 de marzo. La decisión, aparentemente unilateral, fue anunciada mediante un comunicado e implicará que las tarifas del transporte urbano en Nuevo León serán prácticamente las más caras de todo el país, por lo que significan en tiempos y trasbordos para trabajadores y estudiantes: representarán una merma muy grave al ingreso de todos los usuarios de este servicio y, por tanto, un golpe a la economía familiar de los regiomontanos.

Los transportistas anuncian que los aumentos regirán para “las rutas suburbanas son aquellas que circulan entre centros de población o sus comunidades ubicadas en los municipios periféricos de Ciénega de Flores, El Carmen, García, Juárez, Pesquería, Salinas Victoria y Zuazua que van hacia Monterrey o (hacia) los municipios de Apodaca, Gral. Escobedo, Guadalupe, San Pedro Garza García, San Nicolás de los Garza y Santa Catarina”.

En el comunicado, los transportistas informan que las tarifas son “de 15.33 pesos y 7.96 con Tarjeta Feria en ordinaria y preferente, respectivamente para unidades sin clima; 16.36 pesos y 9.51 con Tarjeta Feria en ordinaria y preferente en unidades con clima; y de 16 pesos y 17 para pago en efectivo”.

Los empresarios asociados, que tienen en sus manos la movilidad y son un factor económico vital para la productividad y la economía del Estado, justificaron su determinación en que para ellos es incosteable mantener el servicio en vista de los aumentos en los costos de operación.

Aseguran que no desean dejar a los usuarios sin transporte, pero dicen que no cuentan “con garantías para la inversión por parte de Gobierno del Estado”. Por esto, amparados en un acuerdo tarifario que data del año 2013, decidieron, aparentemente sin autorización del Estado, encarecer el servicio a los usuarios.

El comunicado concluye afirmando que “Desafortunadamente parece que las autoridades buscan acabar con el transporte público pues no dan soluciones reales que permitan solventar el incremento en el costo del transporte”. Una conclusión que, además, implica que las negociaciones que transportistas y Gobierno Estatal sostuvieron durante el jueves y el viernes no tuvieron éxito.

RECHAZA GOBIERNO AJUSTE

Al considerar que atenta contra la economía de los usuarios, el Gobierno del Estado rechazó el incremento de tarifas en rutas urbanas y suburbanas. Manuel González Flores, Secretario General de Gobierno, reiteró el llamado a mantener las negociaciones contra el tarifazo.

El aumento, dijo, representa un duro golpe al bolsillo de todos los nuevoleoneses.

“Yo los convoco de nueva cuenta a que estemos unidos en esto, el gobernador está reflexionando esa posición también de ver esas tarifas que tenían anteriormente no se ha tomado ninguna decisión… De ninguna manera el gobierno está autorizando ninguna tarifa hacia arriba y nueva, no es así, nosotros sólo estamos reflexionando sobre esa propuesta que nos hicieron”.

González Flores reiteró la postura oficial de mantener las pláticas y buscar la mejor solución, sin que resulten afectados.