La titular de la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, pidió respeto para el presidente Andrés Manuel López Obrador por los abucheos que recibió en la inauguración del estadio Alfredo Harp Helú de los Diablos de Rojos del México.

“Yo pediría más educación, más solidaridad con cualquier persona. Pueden hacer sus reclamos, pero realmente llegar hasta el abucheo, me parece una exageración”.

Después de su participación en la presentación del Sistema Nacional de Información sobre Discriminación, la secretaria descartó que las expresiones en el Autódromo Hermanos Rodríguez hayan sido por parte de un grupo en concreto.

“El señor presidente nos ha dicho y, lo dijo el día de ayer, que la libertad de expresión es irrestricta”, afirmó a Azucena Uresti en entrevista para Noticias MVS.

Sobre el término “fifí” que el ejecutivo usa para señalar a sus opositores, Sánchez Cordero consideró que no es un término discriminatorio que promueva la división social.

El sábado pasado durante la inauguración de la nueva casa de los Diablos, el presidente recibió lo que nunca le había sucedido como presidente: rechiflas. Obrador no se quedó callado y dijo que era la porra “fifí” y que iba a batear a la “mafia del poder”.

Foto propiedad de: Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.