La tarde de este miércoles, luego de reportarse detonaciones en el interior del Penal del Topo Chico, en Monterrey, salieron dos ambulancias con varios internos lesionados con dirección al Hospital Universitario. Los hechos causaron temor y enojo entre las familias de los internos, quienes realizaron bloqueos en los principales accesos al centro penitenciario, ante la negativa de las autoridades, por informar sobre la situación en que se encuentra el centro penitenciario.

Fue en punto de las 11:00 horas, que concluyó el traslado de reos a otros Ceresos del país, siendo en total 501 los reos reubicados. Sin embargo, un grupo de mil elementos de Fuerza Civil, ingresaron en punto de las 12:00 horas al interior del penal, para realizar un cateo, en cada uno de los ambulatorios.

Al parecer esta situación molestó a los internos, quienes comenzaron a amontonarse en la parte sur del centro penitenciario. Esto hizo que los oficiales utilizaran las armas, especializadas en lanzar bombas de gas lacrimógeno. Todo parece indicar que algunos de los proyectiles hicieron blanco en el cuerpo de algunos internos, que terminaron con diversas lesiones.

Paramédicos de la Cruz Roja de Monterrey, ingresaron al interior del penal, para trasladar a los internos. Se desconoce el número de lesionados, pero salieron dos ambulancias, una de ellas del mismo centro penitenciario, para llevar a los afectados al hospital.

Al sitio llegaron elementos de la Policía Federal, para iniciar las investigaciones y trabajar en coordinación con las autoridades estatales. Los bloqueos a la avenida Aztlán, se han estado realizando en forma aleatoria por los familiares de los internos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.