Elementos de Seguridad Interinstitucional, lanzaron bombas de gas contra un grupo de 40 mujeres que pretendían derribar el barandal del acceso principal del Penal del Topo Chico, al ser suspendidas las visitas debido al operativo de traslado de reos. Este miércoles las damas acudían al centro penitenciario, para realizar la visita conyugal con los internos de este penal.

El incidente se registró a las 10:00 horas de este miércoles, cuando las familias de los reos comenzaron a llegar al centro penitenciario Topo Chico, ubicado en la colonia Morelos, de Monterrey. Los quejosos se interpusieron en el acceso principal, donde exigieron hablar con el director, para saber la situación de sus seres queridos.

Mencionaron que en un principio les habían indicado que sólo realizarían el trasladado de reos, relacionados con delitos federales, como delincuencia organizada, portación de armas prohibidas o el tráfico de sustancias prohibidas. Sin embargo, dentro de los reos que están siendo reubicados, también incluyeron internos acusados de delitos del fuero común, como robo, lesiones y homicidio.

Las mujeres se amontonaron en la puerta norte del penal antes mencionado, donde comenzaron a lanzar consignas contra los custodios. Posteriormente, utilizando la fuerza intentaron derribar el portón principal. Esto orilló a los uniformados a lanzar granadas de humo y gas lacrimógeno, para dispersarlas.

Al mismo tiempo, llegaron unidades de Fuerza Civil, quienes resguardaron los principales accesos al Penal del Topo Chico. Mientras que otro grupo se colocó en el camellón central de la avenida Aztlán, para evitar que se realicen los bloqueos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.