El director de la Comisión Federal de Electricidad, Manuel Bartlett Díaz, descartó que la Empresa Productiva del Estado se esté alejando de las energías limpias y opte por el carbón como combustible para desarrollar la industria eléctrica.

“No estamos optando por el uso de carbón como combustible para desarrollar a la industria eléctrica del país, a la CFE, es falso”, dijo el funcionario Federal en conferencia de prensa, “Es falso también que nosotros estemos desdeñando a la energía limpia; al contrario, debemos de promoverla y tener más inversión, por lo tanto, estamos enfocados en el uso del gas (natural)”.

Dijo que recientemente el diario español El País mencionó que México recae en la compra de carbón y se aleja de las energías limpias, pero “es completamente falso, la CFE utiliza todas las fuentes necesarias y renovables para generar energía eléctrica para nuestras centrales”.

“Referente al carbón, he estado leyendo muchos comentarios de especialistas, periodistas y gente interesada, en el sentido de que CFE está caminando hacia la carbonización del país, cuando todo el mundo va hacia las energías renovables, y es totalmente falso”.

Bartlett Díaz informó que la compañía tiene plantas utilizando todos los mecanismos y todos los combustibles necesarios, por lo que no hay una intención de regresar al carbón.

“Estamos comprometidos a utilizar todas las formas de generación de electricidad para poder cumplir con nuestra responsabilidad. No estamos en contra de la energía limpia, al contrario, debemos de promoverla y debemos de tener más inversión”.

En ese sentido, expresó que ya se analizan “nuevas posibilidades de generar electricidad con gas, que es lo que queremos privilegiar en este momento”.

A su vez, el director Corporativo de Operaciones de la CFE, Carlos Andrés Morales Mar, dijo que la generación de energía eléctrica con carbón no es nueva en el país y explicó que lo que se está comprando ahora es precisamente para suministrar las carboeléctricas.

“Tenemos la Planta de Río Escondido que se encuentra en Nava, Coahuila; fue construida y puesta en servicio en 1982; luego siguió Carbón II, en 1993 y luego Petacalco, que está en Lázaro Cárdenas, también se edificó en 1993”.

Entonces no es una compra adicional, dijo, ni es una situación de que volvamos nosotros a quemar carbón: “El carbón aquí significa solamente 7.0 por ciento de la capacidad de lo que tenemos instalado. Entonces, no es significativo en cuanto a su crecimiento; al contrario, ha ido reduciéndose”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.