Tras el traslado de reos de los tres penales a otros reclusorios fuera de Nuevo León las autoridades realizaron un cateo y localizaron armas, cientos de dosis de diversas drogas, armas punzocortantes, teléfonos celulares y hasta una planta de mariguana. Estas acciones, son parte de la Estrategia Integral de Seguridad para restablecer el orden en los penales de la entidad, informó gobierno estatal.

Durante las primeras horas de este miércoles 27 de marzo, Policía Estatal Fuerza Civil y Fuerza Penitenciaria, y la Secretaría de la Defensa Nacional, realizaron una sorpresiva búsqueda de objetos prohibidos dentro de los Centros de Prevención y Reinserción Social.

Durante la revisión al interior de los dormitorios se incautaron 28 pedazos de metal de diferentes medidas, ocho teléfonos móviles de diferentes marcas y siete botellas de destilado de alcohol de 600 mililitros cada una.

Personal penitenciario y Fuerza Civil decomisó, además, tres dosis de supuesta cocaína en su modalidad de piedra y 231 envoltorios de supuesta marihuana, siendo un peso aproximado de 693 gramos en total.

“Con esto la Secretaría de Seguridad Pública de Nuevo León refrenda el compromiso de respeto a la dignidad y derechos humanos de quienes se encuentran en los centros penitenciarios”, señaló en un comunicado emitido la noche de este miércoles.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.