Las autoridades de Carrizal de Bravo aseguran que sembrar amapola fue negocio de 1979 a 2017. Llegaron a recibir hasta 40 mil pesos por un kilogramo. Toda la economía de la Sierra de Guerrero se encuentra en crisis debido a la caída del precio internacional de la goma de opio, que desde hace décadas ha sido la principal fuente de ingresos en la zona. Así lo reveló un reportaje del noticiero En Punto, de Televisa.

Mario, de 57 años, cultiva amapola desde niño. Hace tres años, por un kilo de goma de opio invertía 7 mil pesos y ganaba 15 mil. Enseñó a sus tres hijos el negocio. Ahora, por el desplome del precio de la goma, ellos migraron a Estados Unidos.

“No hay otra escuela que enseñarles. Lo piensas muchas veces, antes de abandonar tu pueblo de origen. Sabemos de los peligros”, reconoció, en entrevista con En Punto.

Las autoridades de Carrizal de Bravo aseguran que sembrar amapola fue negocio de 1979 a 2017. Llegaron a recibir hasta 40 mil pesos por un kilogramo.

“¿A quién se la van a vender? Ya no hay quién la compre. Ya nomás nos quedó la práctica de cómo sembrarla, cómo cultivarla. Va reduciendo el precio, hasta llegar a cero”, comentó Pedro González.

La totalidad de la sierra guerrerense, donde el 95 por ciento de los pobladores sobrevivía de cultivar amapola, vive una crisis económica severa que los ha obligado a buscar empleo en otros estados e incluso en Estados Unidos. Los pequeños negocios en la sierra también van a la quiebra y las repercusiones llegan hasta las grandes ciudades.

“El sistema está caído todo. Si tú preguntas a uno que tenga una tienda de abarrotes […] hace cinco años había días que vendían hasta 7 mil, 8 mil pesos en un día, sí, de producto, y hoy estamos hablando de que venden a veces nada más 500 pesos”, lamentó el amapolero Mario.

De acuerdo con En Punto, el fin de la goma de opio como negocio se debe a que hoy, los opioides sintéticos como el fentanilo, provenientes de Asia y más fáciles de producir y transportar, predominan en el mercado estadounidense.

“Vienen en barcos, entran por Manzanillo. Después son las redes de tráfico mexicanas, que ya tienen muy bien conocidas sus rutas, las que las trasladan a Estados Unidos”, indicó Jorge Javier Romero, investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Por ser comercio ilegal, no existe cifra precisa de lo que representa la caída en el precio de la goma.

“Según las estimaciones de la Oficina de la ONU para las Drogas y el Delito y el gobierno mexicano, el año pasado llegó a haber 30 mil hectáreas sembradas de amapola. Esa cantidad seguramente bajará sustancialmente en el monitoreo del año que entra”, consideró el especialista.

Ante ello, los campesinos exigen a las autoridades que inviertan en proyectos productivos para evitar que la migración sea la única alternativa.

Foto propiedad de: Noticiero En Punto

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.