La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) condenó el asesinato del defensor Abiram Hernández Fernández, ocurrido en su domicilio en la ciudad de Xalapa, Veracruz, el pasado 29 de marzo.

Abiram colaboraba con el Centro de Servicios Municipales Heriberto Jara A.C. y era conocido entre las familias de personas desaparecidas que recibieron su apoyo.

Ante ello, Jan Jarab, representante de la ONU-DH dijo que la condena generalizada por su asesinato es debido al reconocimiento a la importante labor que Abiram realizaba, pues su pérdida no sólo le afecta a familia y amigos, “sino a las familias de personas desaparecidas que acompañaba, deja un profundo hueco en muchas víctimas de graves violaciones a los derechos humanos”.

“Este crimen debe ser investigado de forma exhaustiva, considerando todas las posibles líneas de investigación y agotándolas de forma integral, incluida la posible relación del crimen con la actividad de defensa de derechos humanos. Sin estigmatizar a Abiram, ni revictimizar a su familia o colegas”.

De acuerdo con la ONU-DH, ya suman 9 asesinatos contra defensores de derechos humanos solo en 2019, que se añade a los 13 registrados durante 2018.

¿Qué ocurrió con Abiram?

El también abogado y activista sicosocial, fue localizado sin vida dentro de su casa en Avenida del Café 15, colonia Arboleda del Sumidero en Xalapa, Veracruz.

El cadáver de la víctima, de 37 años, presentaba golpes en la mayor parte del rostro que posiblemente se realizaron con algún objeto contundente o herramienta, y en lugar aparecieron muestras de sangre, informó una fuente de la policía local.

Abiram era una persona que trabajaba junto a los colectivos veracruzanos, pues participó en la fundación del Colectivo por La Paz y apoyaba a los demás grupos en la búsqueda de personas desaparecidas.

Foto propiedad de: Alberto Roa / Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.