Más de un centenar de elementos del Ejército estadounidense llegaron este 1 de abril al muro fronterizo que ya existe entre Ciudad Juárez y El Paso para reforzar la seguridad.

¿Su objetivo? agregar a la barrera física que hay entre ambos países alambre de púas. Cerca de 150 uniformados con vestimenta de camuflaje llegaron para llevar a cabo dicho trabajo, a fin de evitar el paso de migrantes.

Los soldados llegaron desde el martes pasado a la cuidad de El Paso para apoyar con las labores de vigilancia desde el punto conocido como “Puente Negro” y buscará cubrir toda la franja fronteriza con Ciudad Juárez.

Supervisa Trump

Esta movilización coincide con la inminente visita del presidente Donald Trump a la frontera entre Calexico, California y Mexicali, B.C., donde se espera que este viernes revise los “avances” en la construcción de una nueva sección del muro fronterizo. Desde inicios de semana, Trump informaba que la visita se llevará a cabo para “visitar una nueva sección concluida del muro fronterizo prometido”.

Cuadrillas de trabajadores terminaron de reemplazar cerca de 5 kilómetros de nuevo cerco en la frontera, el pasado octubre. Se trata de la primera obra del nuevo muro en completarse durante la presidencia de Trump. Sin embargo, 5 kilómetros de muro son una cantidad mínima de construcción tomando en cuenta los miles de kilómetros de frontera entre ambos países. Aunque no se esperan protestas en la frontera de Ciudad Juárez, sí las habrá en Mexicali y Calexico, donde grupos de activistas de ambos países se preparan para recibir a Trump con protestas, este viernes, al filo de las 10 de la mañana, hora local.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.