El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, visitó este viernes la ciudad fronteriza de Calexico, California, y agradeció el supuesto apoyo del gobierno de Andrés Manuel López Obrador en la contención, detención y deportación de migrantes centroamericanos. 

Acompañado de agentes de la Patrulla Fronteriza y del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE por sus siglas en inglés), el mandatario estadounidense aseguró que el Gobierno de México ha emprendido acciones nunca antes vistas en contra de la migración ilegal desde que lanzó su amenaza de cerrar la frontera esta semana.

Pese a que las autoridades mexicanas han descartado un ajuste abrupto en su política migratoria durante los últimos días, Trump dijo que el supuesto endurecimiento del control migratorio suma a la consolidación de la actual relación bilateral. Sin embargo, reiteró su advertencia de un posible cierre de la frontera si el arribo de migrantes no disminuye y rechazó haber fijado un plazo de un año antes de resolver sobre el supuesto cierre, pues eso puede ocurrir en cualquier momento.

“Nunca nadie había visto algo como esto, de repente México está haciendo un trabajo inmenso. Tienen que hacerlo, porque si no vamos a tener que imponer aranceles a autos que vengan de México y si eso no funciona, vamos a cerrar la frontera. Alguien dijo que un año; no, nos tomaría un día. Hubo muchas fake news. Lo más importante es la seguridad de nuestro país”.

El mandatario insistió en que los actuales recursos para garantizar la seguridad nacional en la frontera son insuficientes y dijo que el país está “lleno” y no puede recibir a más solicitantes de asilo humanitario. En su paso por la línea fronteriza, Trump supervisó los avances de la construcción de un muro de cuatro kilómetros en el sector “El Centro”, cuyo costo supera los 120 millones de dólares.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.