El Congreso de Jalisco avaló modificar el Código Penal Estatal para inhabilitar de por vida a los funcionarios que sean sentenciados por haber cometido actos de corrupción.

La iniciativa endurece las sanciones de acuerdo con el daño provocado al erario, iniciando de 10 años cuando el lucro sea menor a los 16 mil 898 pesos, hasta la pena permanente si el lucro supera ese monto.

No sólo los funcionarios serán castigados. Cualquier particular que haya participado en un proceso de adjudicación señalado por corrupción será inhabilitado y no podrá participar en nuevas licitaciones o aspirar a recibir contratos para dependencias públicas municipales o estatales.

Este endurecimiento es retroactivo, por lo que aplicará en las carpetas abiertas actualmente por la Fiscalía Anticorrupción.

Aumentan penas por tortura y desaparición forzada

Junto con la nueva sanción por corrupción, el Congreso autorizó elevar las sanciones por desaparición forzada y tortura.

Quien prive de la libertad a una persona será acreedor a 60 años de cárcel y quien incurra en actos de tortura podrá alcanzar una condena de 20 años de prisión.

También aumentan las penas por maltrato animal

Los diputados acordaron también endurecer las sanciones por maltrato animal.

Quienes sacrifiquen animales para abasto de alimento sin cumplir las Normas Oficiales Mexicanas podrían ser sancionados con 4 años de prisión y multas de 84 mil 490 pesos, junto con la pérdida de licencia.

Todos los ayuntamientos tendrán que regularizar los rastros a fin de cumplir la estipulación.

También se incluyeron penas de dos años de cárcel y 25 mil 347 pesos de multa a quien abandone animales en la calle o los desatienda por periodos prolongados dentro de su propiedad.

Se realizaron excepciones para las corridas de toros, peleas de gallos, charreadas, cacerías, investigaciones científicas, carreras de caballos y perros.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.