Para evitar contratiempos con el sector empresarial regio y nacional con el virtual cierre de las fronteras con Estados Unidos, el Sistema Nacional de Aduanas, en voz de su titular Ricardo Peralta, instaló en Nuevo León la mesa de acción en pro de concretar mejoras.

Así lo expresó el funcionario federal, junto a Waldo Fernández González, encargado del despacho de la Oficina Ejecutiva, y Roberto Russildi, Secretario de Economía y Trabajo, ante representantes de Codefront y empresarios.

De esta manera se instaló una mesa técnica para la implementación de la Estrategia Nacional Aduanera, esta vez con el objetivo de potenciar y convertir al Puente Colombia en uno de los principales cruces fronterizos del país. Tras reunirse con el gobernador Jaime Rodríguez Calderón en Palacio de Gobierno, y plantearle dicho programa, Ricardo Peralta Saucedo, aseguró que se tiene estrecha colaboración con Nuevo León.

Con el aval del Jefe del Ejecutivo estatal se procedió a instalar de manera permanente la Mesa de diálogo para proyectos de inversión en la zona fronteriza del Estado, la cual estará sesionando cada 15 días.

Peralta detalló que la aduana de Colombia ocupa el número 10 de las 49 que existen actualmente, y gracias a la infraestructura tecnológica que se instalará se prevé que se coloque entre los primeros lugares a nivel general: “Queremos que la aduana de Colombia…, no solamente queremos, creemos que la aduana de Colombia tiene todo el potencial para ser no solamente la número 10, sino la principal aduana de exportación e importación de todo nuestro país”.

El Secretario de Economía de Nuevo León, Roberto Russildi Montellano, explicó que parte de las acciones que se contemplan por parte del Gobierno del Estado es el detonar el puerto fronterizo para convertirlo en un polo poblacional y que por lo pronto ya se está trabajando con las autoridades del municipio de Anáhuac.

Además, vía la Cuarta Transformación de la Estrategia Nacional Aduanal, se busca, dijo Peralta Saucedo, implementar acciones de modernización en los cruces fronterizos a través de la utilización de tecnología de punta, lo cual agilice el intercambio de mercancías y garantice una mayor seguridad en los cruces.

Con el uso de la tecnología actual, detalló, se ha incrementado en un 35 por ciento la recaudación por concepto de pago de impuestos aduanales, que el año pasado significaron ingresos por 949 mil millones de pesos y que se espera que se triplique en los próximos tres años. Con la implementación de tecnología de punta se buscará reducir en un 80 por ciento los tiempos de cruces, pues se eliminarán los semáforos actuales para suplirlos por scanners o arcos que a través de Rayos X detectarán cualquier mercancía ilegal.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.