La fabricación de teléfonos inteligentes es una de las industrias que más ha cambiado en la última década. ¿Alguien se acuerda cómo eran los celulares hace 10 años? Es increíble creer que en 2010 la máxima innovación, y lo que era un hito tecnológico, era la pantalla táctil, una cámara trasera de 5 megapíxeles y una batería que podía durar hasta seis horas y media en conversación. Si vamos aún más atrás, la oferta era equipos aparatosos y pesados, con poquísima memoria y muy incómodos de usar.

Desde el comienzo la evolución ha sido vertiginosa; lo que hoy nos parece un desarrollo asombroso, en un par de meses podría ser solo parte del pasado. ¿Quién hubiese imaginado que los Smartphones en tan pocos años serían teléfonos sin nada más que pantalla y que además tuvieran calidad cinematográfica? ¿Que existieran cámaras que podrían lograr las mejoras tomas al primer intento? ¿La incorporación de seguridad ultrasónica para el desbloqueo del equipo? o ¿dispositivos tan poderosos que no solo ofrecieran más horas en sus baterías, sino también la opción de poder compartir energía con otros dispositivos?

Smartphones plegables, parte de la innovación

Es imposible no mencionar los desarrollos plegables. Por mucho tiempo escuchamos a modo de rumores cómo sería esta nueva innovación; hoy es una realidad y contar con celulares que se doblan como un libro, que además al abrirlo tienen el tamaño de un Tablet, sin duda desafía todas las categorías conocidas y amplía absolutamente la experiencia del usuario a algo que hace unos años era impensado.

Las innovaciones en los Smartphones nos han demostrado con creces que no hay límites y que se trata de una carrera rápida porque todo puede pasar. Lo que parece imposible o una idea irrealizable podría ser el próximo lanzamiento que sorprenda al mundo.

“En Samsung siempre hemos creído en la constante búsqueda de la innovación, desafiando barreras y límites. Está en nuestro ADN. Por esto hemos estado trabajando en los desafíos de la nueva era; el recién lanzado Galaxy S10 es muestra de ello. Quizás por eso somos la empresa tecnológica más valorada por los chilenos, de acuerdo al reciente estudio elaborado por Cadem.”

“Nos gusta que el mundo esté cambiando tan rápido, porque nos motiva a estar atentos y preparados para cada nuevo desafío. La invitación es a no quedarse quietos porque sí ya que podemos sorprendernos de mucho más.”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.