Por cumplirse los requisitos de riesgo, urgencia e irreparabilidad del daño en la situación de personas migrantes que se encuentran en instalaciones del Instituto Nacional de Migración, en la Estación Migratoria Siglo XXI y en el albergue de Mapastepec, en Chiapas, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos solicitó de nueva cuenta medidas cautelares.

Por lo anterior, el organismo dijo al INM que debe proporcionar atención y asistencia urgente a las personas para “garantizarles estancia digna con pleno respeto a sus derechos humanos, con criterios operativos rápidos y ágiles”.

En cuanto a las condiciones de hacinamiento, señaló la urgencia de llevar a grupos de persona a otras estaciones migratorias y agilizar los procedimientos administrativos, en particular las que se encuentren en situación de vulnerabilidad. Así como la presencia de personal médico suficiente para atender a personas menores de edad, suficiente dotación de medicamentos y personal de psicología.

Otra medida cautelar fue dirigida a las Procuradurías Federal y estatal de Protección de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, para que, ante la urgencia por hacinamiento, se protejan sus derechos.


Isabel Mateos / Cuartoscuro

Albergues sobrepoblados, protestas y deportaciones

En la unidad deportiva de Mapastepec hay alrededor de 3 mil 200 personas migrantes, quienes ya fueron registrados por las autoridades migratorias, pero sin finalizar los trámites, lo que provocó protestas violentas, donde incluso intervino la Policía Federal, informó la CNDH.

Por su parte, el parque central de Tapachula presenta 200% de su capacidad al albergar una población superior a 2,000 personas.

La situación de los migrantes originarios de otros continentes, principalmente de África, la Comisión informó que varias de ellas ya están siendo trasladadas a la estación migratoria de Acayucan, Veracruz lugar en donde se les determinará su situación legal.

En cuanto a las personas provenientes de Cuba, la mayoría ha recurrido a abogados para tramitar amparos que eviten su deportación; sin embargo, dichos recursos no tienen efecto y grupos de migrantes están siendo asegurados por agentes migratorios.

Finalmente, la CNDH señaló que sólo mil 600 personas migrantes, las que se encuentran en el Puente Rodolfo Robles, fueron registradas rápidamente, se les proporcionó ayuda humanitaria, atención médica, y la tarjeta que recibirán será de visitante regional con posibilidad de trabajo, o bien visa de trabajador fronterizo.

Foto propiedad de: Pedro Anza / Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.